Raíces hebreas

 

Escrituras Kadoshim

 

XptoLa palabra que debemos utilizar en vez de Santo/a es Kadosh que significa apartado/a, Kadoshim en plural.

 

En el libro de Bereshit (Génesis) 13:14-16 YAHWEH, nuestro Padre, le dice a Abraham que su descendencia será como el polvo de la tierra. Esta misma promesa se la repitió en varias ocasiones, unas veces diciendo que su descendencia sería como las estrellas del firmamento y otras como los granos de arena en la orilla del mar, a Abraham, a Yitzjak (Isaac) y a Yaakov (Jacob), Bereshit 17:4-5; 26:4; 48:19, y muchos otros. Yahweh le dijo que esta descendencia llenaría el mundo, o sea que serían millones y millones de personas. Los hijos de Yaakov fueron los patriarcas de las doce tribus de Israel. Estas doce tribus recibieron la Torah de Moshe (Moisés) en el Monte Sinaí, la cual prometieron guardarla por todas las generaciones. Ahora bien, el pueblo Judío sólo conforma a los descendientes de la tribu de Yahudáh (Judá). Entonces, ¿qué pasó con todas las otras tribus?

 

Los libros 1 y 2 de Reyes y 1 y 2 de Crónicas nos dicen que Israel, por el pecado de Shlomó (Salomón), fue cortado, dividido, una parte, que eran diez tribus, fue el reino del norte o Israel, también llamado Efrayim o José con su capital en Shomron (Samaria). La otra parte era el reino de Yahudáh (Judá) con su capital en Yerushalayim (Jerusalén) que eran las tribus de Yahudáh, Binyamin y la tribu de Levi. De aquí en adelante, hasta nuestros días Las Escrituras le llaman la casa de Yahudáh (Judá) y la casa de Israel o Efrayim.

 

Trataremos con la casa de Israel o Efrayim. Israel, por su constante desobediencia a la Torah, fue llevada cautiva hacia Asiria, pero ellos nunca regresaron a la Tierra de Israel, sino que se esparcieron por todo el mundo, y la mayoría de nosotros que hemos salido de la iglesia cristiana y muchísimos católicos somos descendientes de las diez tribus del reino del norte o Israel. Todas las personas que han recibido al Mesías, que guardan la Torah, muestran sus frutos y tienen confianza con llenura de fe lo admitan o no, son Israel físico y espiritual, ciudadanos de Israel, y así dicen las Escrituras. Por esto es imprescindible que conozcamos las raíces hebraicas de nuestra fe.

 

En el primer libro del Pacto Renovado (Nuevo Testamento), el libro de Mattityah (Mateo) leemos que la genealogía de Yahshúa (Jesús) es judía por cuarenta y dos generaciones. Solamente hay cuatro personas que no eran judíos. Cuatro mujeres las cuales son: Tamar, Rajav, Rut, la esposa de Uriyah (Bat-Sheva), éstas no eran Judías y la otra mujer que se menciona es Miryam, la madre de nuestro Adón, que sí era Judía. En el caso de Rut creemos que ella se convirtió en judía cuando dijo: "Tu pueblo será mi pueblo y tu Elohim será mi Elohim." (Rut 1:16) En las genealogías Judías raramente se incluyen mujeres y en la de Yahshúa se incluyeron cinco y de las cinco cuatro eran Goyim (Gentiles). ¿Por qué será esto? ¿No será para indicarnos desde su propio nacimiento lo que Shaúl (Pablo) nos dijo más adelante? "28 ya no hay ni Judío ni Gentil; ni esclavo ni libre; ni varón ni hembra; porque en unión con el Mashíaj Yahshúa vosotros todos sois uno. 29 También si vosotros pertenecéis al Mashíaj, sois simiente de Abraham y herederos de acuerdo a la promesa." (Gálatas 3:28-29; todas las citas son de la traducción Israelita Mesiánica del autor.) En otras palabras todos los que hemos recibido al salvador Yahshúa somos Israelitas, porque somos hijos de Abraham, y Abraham es el padre de los israelitas y de la mayoría de las naciones. Muchos niegan esto, pero esa es la palabra de Elohim y no tiene discusión.

 

Después podemos ver que el ángel le dijo a Yosef: "Yosef, hijo de David, no tengas temor de llevarte a Miryam a tu casa como tu mujer; porque lo que ha sido concebido en ella, del Ruaj HaKodesh es. 21 Ella dará a luz un hijo, y tú le llamarás Yahshúa, que quiere decir "YAHWEH salva", porque Él salvará a su pueblo de sus pecados."; a propósito el nombre de su madre es Miryam, el nombre de María no es un nombre judío y la madre de Yahshúa era judía. Yahshúa es el Nombre de nuestro Salvador y es el que debemos utilizar. Si quisieran traducirlo se llamaría en español "YAHWEH es Salvación". Cuando Yahshúa tenía ochos días de nacido se le hizo la circuncisión y después lo llevaron al Templo para consagrarlo a YAHWEH, como a todo niño Judío. "21 Al octavo día, cuando era el tiempo para su brit-milah, esto es, el pacto de la circuncisión, le fue dado el nombre de Yahshúa, que es como el ángel le llamó antes de su concepción. 22 Cuando llegó el tiempo de la purificación, de acuerdo a la Torah de Moshe, le trajeron a Yerushalayim para presentarlo a YAHWEH. 23, tal como está escrito en la Torah de YAHWEH: "Todo primogénito varón será consagrado a YAHWEH", 24 y también para ofrecer los sacrificios." (Lucas 2:21-24).

 

En las biblias que abundan en el mercado hoy día se le llama “maestro” al Rabino Yahshúa, pero maestro es un término muy mal traducido, por supuesto, Rabino suena muy judío, porque maestro puede ser cualquiera que enseñe algo como matemáticas, inglés, geografía, etc., en cualquier lugar del mundo. Pero Rabino es una persona que enseña la Torah; que enseña todos los preceptos religiosos a los israelitas. Seguro que no podemos encontrar ningún Rabino musulmán o católico. Por eso mismo extirparon la palabra de la Biblia. Más de sesenta veces se le llama Rabino a Yahshúa en las Escrituras.

 

 

¿Por qué las Escrituras han sido desjudaizadas; extirpadas de su raíz Hebrea? ¿Por qué este odio hacia el pueblo de Elohim, el pueblo Hebreo? Estas preguntas las tenemos que comenzar a responder con acontecimientos que sucedieron hace cientos de años cuando Sarah, la esposa de Abraham avinu, tenía a Yizjak (Isaac) en su vientre, ya Ishmael (Ismael) y su madre, la esclava Hagar, se burlaban de ella y la menospreciaban. Cuando nació Yitzjak y fue destetado, Abraham echó a Ishmael y a su madre Hagar del campamento. Después se repitió la historia con Yitzjak y su esposa Rivkah (Rebeca). Cuando Rivkah tuvo gemelos, a Yaakov (Jacob) y a Esav (Esaú), desde que nacieron estaban en confrontación.

 

Ahora bien, si seguimos la historia documental de Israel vemos que Ishmael es el padre de los ismaelitas, parte de los que llamamos árabes, el Islam; Esav es el padre de Edom , uno de los nombres malditos para Roma.

 

También en esta época vienen a la escena los hijos de Lot que fueron Moab y Amón, que también eran enemigos de Israel. Como este no es un escrito de la historia hebrea, este vendrá con el tiempo, tenemos que dar un gran salto en la historia.

 

Cuando el Mesías Yahshúa vivió en este mundo, muchos Israelitas se le unieron y creyeron en El. Después que Yahshúa murió y resucitó, todos los creyentes eran Judíos. A propósito, "judío" de ninguna manera quiere decir el pueblo de Israel, sino solamente los descendientes de la tribu de Judá (Yahudáh), primero 3000, después 5000 y miles de miles, todos Judíos. Ya para el año 95 d.M. (Después del Mesías) comenzaron a aparecer ciertos herejes y el primero fue Marción . Para el año 325 d.M fue cuando el emperador romano Constantino el Grande provocó la gran confusión. Éste mezcló todos los ritos y costumbres paganas de Babel (Babilonia / confusión) entre los paganos y los Israelitas convertidos al Mesianismo, como los Judíos Mesiánicos eran ya una minoría, nació la iglesia católica romana. El emperador Adriano le cambió el nombre a Eretz Israel (Tierra de Israel) a Palestina, un nombre que viene de Pleshet, Filistea, los eternos enemigos de Israel hasta el día de hoy, porque Yaser Arafat era Plishtim, Palestino; también prohibió al pueblo judío guardar toda la Torah y el Shabbat. "Los padres de la iglesia" odiaron al pueblo judío hasta los extremos. Gerónimo, Eusebius, Origenes, Agustín, Crisóstomus, Papías, Justino Mártir, el obispo Ambrosio y otros. Todos estos tenían en común su odio profundo hacia el pueblo judío, los cuales dijeron que los judíos eran hijos de satán. Este odio ha permanecido hasta el día de hoy. Todos los sucesores de éstos "padres," los papas, también han odiado al pueblo judío.

 

Ellos fueron los que instituyeron las cruzadas para apoderarse de Yerushalayim (Jerusalén) y matar muchísimos judíos. Después inventaron la "santa" y demoníaca e inhumana inquisición, donde mataron miles de miles de Judíos y también algunos cristianos, los despojaron de todos sus bienes y en 1492 los expulsaron de España, país con una gran maldición abrahámica, Bereshit / Génesis 12:3. Los mismos que en América asesinaron a veintidós millones de indios, según datos del prominente escritor español Camilo José Cela. Y ¿saben ustedes quién llevó parte de su pueblo a América? El judío converso Cristóbal Colón. Siempre me pregunto: ¿Cómo alguien que es instruido y culto puede pertenecer a una iglesia que con la "Cruz de Cristo" ha asesinado millones de personas? Y con la historia que se traen los papas sobre el adulterio y fornicación; la mayor orgía sexual que no ha tenido parangón alguno en los anales históricos, fue hecha en el Vaticano por el papa Alejandro VI , el 31 de Octubre de 1501; perversión, robo, asesinatos, etc. Las Escrituras los acusan de ser culpables de la sangre de los justos. Y esto es lo que han aprendido los fieles católicos y algunos de sus herederos cristianos a través de la historia, a odiar al pueblo judío. Tanto es así que cuando el papa habla o en su última visita a Israel, él nunca menciona el nombre de Israel, sino que es "Tierra Santa" o la nombra Palestina (Filistea). Otro que no se quedó atrás fue Martín Luther (Lutero) que profetizó tantos improperios y amenazas contra los judíos, que se cumplieron unos siglos después por el pequeño demonio Hitler. Y a pesar de ello, se enseña a muchos pastores en los seminarios antijudíos a odiar al pueblo de Elohim, y éstos son los que dicen tener toda la verdad. ¿Paradójico, verdad? ¿Cómo alguien que insulte, trate mal, menosprecie, robe, odie y asesine al pueblo Judío puede tener salvación?

 

Ofrecimiento Yo no sé, pero Yahshúa dijo: "22 Vosotros no sabéis lo que estáis adorando; nosotros adoramos lo que conocemos (la palabra Yahudí / Judío quiere decir adorador de YAHWEH), porque la salvación viene de los judíos." (Yojanán / Juan 4:22-23).

 

El redil de Yahshúa es el pueblo judío y las otras ovejas que Él está trayendo al redil somos nosotros los que éramos Goyim (Gentiles) y que en la gran mayoría pertenecen a la tribu de Efraim que se gentilizó después del cautiverio de Asiria. "16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; necesito traerlas, y ellas oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor." (Yojanán / Juan 10:16). Aquí hay otra prueba que la iglesia no se puede separar del pueblo judío; un rebaño, un pastor.

 

Cuando Yahshúa murió en la cruz y resucitó, sus emisarios comenzaron a proclamar las Buenas Noticias de Salvación.

 

 

Ya había ciento veinte discípulos en Yerushalayim (Hechos 1:15) y todos eran judíos, después se añadieron tres mil discípulos (Hechos 2:41), más tarde el número de los varones que llegaron a creer fue de cinco mil (Hechos 4:4). Y después en Yerushalayim había miles y miles de creyentes Judíos: "20 Al oírles, alabaron a Elohim; pero también le dijeron: "Tú ves, hermano, cuantos cientos de miles de creyentes hay entre los Yahudim, y son celosos de la Torah" (Hechos 21:20).

 

Para los que dicen que ya no hay "Ley" y que no hay que cumplirla, la palabra es Torah, "19 Por lo tanto, mi opinión es que no debemos poner obstáculos en el camino de los Goyim que se están volviendo a Elohim, 20 más bien debemos escribirles una carta diciéndoles que se abstengan de cosas contaminadas por ídolos, de fornicación, de lo estrangulado y de sangre. 21 Porque desde los tiempos más tempranos Moshe ha tenido en toda ciudad personas que le proclamen, y sus palabras son leídas en las sinagogas todos los Shabbat." (Hechos 15:19-21).

 

Lucas, el escritor del Libro de los Hechos no está diciendo aquí que los Goyim que se convierten no tienen que guardar la Torah, sino que el concilio de Yerushalayim dio cuatro mandamientos que había que seguir de inmediato y después ir a la sinagoga para aprender la Torah de Moshe. De paso os digo que las palabras "mandando circuncidaros y guardar la ley" están agregadas a la bíblia Reina Valera, en el versículo 24. Los que enseñan que no hay que guardar la Torah utilizan un versículo muy mal interpretado, porque no tienen las raíces hebraicas y, por tanto, siguen pensando de la forma occidental, aristotélica. Nosotros tenemos que aprender a pensar de la forma oriental, que fue donde se escribieron todos los libros de la Escrituras. El versículo en cuestión es: "30 Después que Yahshúa hubo tomado el vino, no vinagre, dijo: "Consumado es”. Y dejando caer su cabeza, entregó su espíritu." (Yojanán / Juan 19:30). Como no se sabe nada de las raíces Hebraicas, este versículo lo que quiere decir en hebreo es nirtzáh que es la palabra con la cual se concluye la fiesta de Pésaj / Pascua y eso es lo que Yahshúa estaba celebrando. De ninguna manera quiere decir que como Yahshúa ya cumplió los mandamientos, nosotros no tenemos que hacerlo. Esta es la forma de pensar más necia que se le puede ocurrir a un ser humano, provocada por espíritu de error, el cual hace que la gente llame a lo bueno malo y a lo malo bueno.

 

Dicen muchos que quieren seguir quitándole lo poco judío que les queda a las biblias que están en el mercado actual, que Yahshúa hablaba en arameo, pero en la versión Reina Valera, en Hechos 26:14 dice que llamó a Shaúl (Pablo) en lengua hebrea. En esa traducción dice: "14 Todos caímos a tierra, y entonces oí una voz en hebreo que me decía: '¡Shaúl! ¡Shaúl! ¿Por qué me estás persiguiendo? ¡Dura cosa te es dar coces contra los aguijones!" 15 Yo, entonces dije: "¿Quién eres tú, Adón?" y Yahshúa me respondió: "¡Yo soy Yahshúa, a quien tú persigues!" (Hechos 26:14-15) Imagínense ustedes a Yahshúa hablando en su propia lengua hebrea y diciéndole a Shaúl: "Yo soy Jesús." Imposible, ¿verdad? Yahshúa es judío. Tenemos que todos los escritores de las Escrituras eran judíos, inclusive Lucas, que nadie ha podido, aunque han querido, probar que era judío prosélito.

 

En el libro de Romanos dice: "16 Pues no me avergüenzo de las Buenas Noticias, porque es el medio poderoso de Elohim de traer salvación a todo aquel que permanece confiando, al judío especialmente, pero igualmente a los Gentiles." (Romanos 1:16). O sea, que el Pacto Renovado es para el judío especialmente; para todos también. El Pacto Renovado fue dado a todo Israel y Judá por Elohim y esto está claro en Yirmeyah (Jeremías) 31:31 "He aquí, los días vienen," dice YAHWEH, "cuando haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Yahudáh. 31:32 No será como el pacto que hice con sus padres cuando los tomé de la mano y los saqué de la tierra de Egipto; porque ellos, por su parte, violaron mi pacto, a pesar que Yo, por mi parte, fui un esposo para ellos," dice YAHWEH. 32:33 "Porque éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de esos días," dice YAHWEH: "Yo pondré mi Torah dentro de ellos y la escribiré en sus corazones; Yo seré su Elohim, y ellos serán mi pueblo." Se entiende que Elohim cortó este pacto con la casa de Yahudáh y la casa de Israel, no dice en ningún sitio que lo haya cortado con la casa de Roma. Si Elohim dio el Pacto Renovado a Israel y Judá, ¿no creen ustedes que Él quiere que ustedes también sepan y practiquen todas las raíces hebreas? Entonces Shaúl sigue y nos dice: "1 Entonces, ¿qué ventaja tiene el judío? ¿Cuál es el valor de estar circuncidado? ¡Mucho, en todas las maneras! En primer lugar a los judíos les fue confiada la propia palabra de Elohim. 3 ¿Pues y que, si algunos de ellos han sido infieles? ¿Acaso su infidelidad cancela la fidelidad de Elohim?" (Romanos 3:1-3). Como ustedes pueden ver, les estoy dando muchísimas razones por las cuales ir corriendo a las raíces hebreas y aceptar lo que deben ser, Israelitas Mesiánicos. Así era como se les llamaba en el primer siglo antes de la confusión, porque eran personas de las doce tribus de Israel que reconocieron al Mesías Judío. Pero Mesías es una palabra que suena muy judía y había que cambiarla. Las Escrituras hablan del Mesías y no de un Cristo, como dije anteriormente había que cambiarlo porque Mesías es un concepto totalmente judío, seguro que ustedes nunca han oído hablar de un mesías musulmán o romano.

 

El apóstol Shaúl lo expresa de una forma inconfundible en todas sus cartas, principalmente en Romanos: "14 Pues el pecado no tendrá autoridad sobre vosotros; porque no estáis bajo legalismos, sino bajo gracia. 15 Entonces, ¿a que conclusión debemos llegar? ¿Vamos, seguiremos pecando porque ya no estamos bajo legalismos, sino bajo gracia? ¡Elohim no lo permita!" (Romanos 6:14-15). La Torah nunca fue abolida como he demostrado arriba, sino que fue transportada de las tablas de piedra hacia nuestros corazones, y ahora tenemos la gracia que por medio del Ruaj HaKodesh (Espíritu Santo) nos da el poder para cumplirla. Lo más perverso que se le puede enseñar a un ser humano es que "recibe a Jesús y sigue pecando porque ahora Él ya cumplió todo por nosotros." Bajo este criterio ¿vamos todos a robar y matar, a codiciar la mujer del vecino? ¿O vamos a escoger los mitzvot (mandamientos) que queremos cumplir? ¡De ninguna manera! Shaúl nos dice "12 Así que, la Torah es santa; esto es, el mandamiento es Kadosh, justo y bueno." (Romanos 7:12). Y dice de los israelitas, de los judíos: " 3 desearía ser yo mismo maldecido por Elohim y separado del Mashíaj, si esto ayudara a mis hermanos; ¡mi propia carne y sangre, 4 el pueblo de Israel! De ellos es la adopción como Hijos de Elohim, la Shejinah ha estado con ellos, los pactos son de ellos, de la misma forma la Torah fue dada a ellos, el servicio del Templo y las promesas; 5 los Patriarcas son de ellos; y de ellos, en cuanto a la descendencia física se refiere, vino el Mashíaj, quien está sobre todo. ¡Alabado sea YAHWEH para siempre! Amén." (Romanos 9:3-5). Entonces después te dice a ti, que estás predicando que la iglesia es la "nueva Israel": " 20 ¿Quién eres tú, un simple ser humano, para discutir con Elohim?" (Romanos 9-20). Dicho está de paso que los capítulos 9 y 11 de Romanos no se estudian en muchos seminarios, ni tampoco, como consecuencia, se predican.

 

 

La iglesia católica predica que, estamos bajo la "dispensación", palabra que no encuentro en las Escrituras, de la gracia de no tener que cumplir la Torah. Veamos lo que dicen Yahshúa y sus apóstoles; Yahshúa dice en muchas ocasiones, es más, el libro de Yojanán está lleno de alusiones a esto: "15 "Si me amáis, guardad mis mandamientos." (Yojanán / Juan 14:15), y estos son los mitzvot/mandamientos de la Torah, porque el Pacto Renovado no estaba escrito cuando Él dijo esto y, además, el Pacto Renovado pasó a ser parte de la Torah "6 Pero ahora la obra que le fue encomendada a Yahshúa es muy superior a la de ellos, así como el pacto del que es mediador es mejor. Porque este pacto ha sido dado como Torah sobre la base de mejores promesas." (Israelitas Mesiánicos / Hebreos 8:6).

 

En el capítulo 11 de Romanos, capítulo que yo ruego a Elohim para que todos lo estudien cabalmente, dice que hay dos árboles de olivo, uno silvestre y el otro natural, el árbol de Olivo cultivado y el silvestre quiero que leas esto cuidadosamente "17 Pero si algunas de las ramas han sido desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, fuiste injertado entre ellas, y estás compartiendo de la rica raíz del árbol de olivo, 18 entonces ¡no te jactes y te creas mejor que las ramas originales! De tal modo que si tú te jactas, acuérdate que no eres tú el que soporta a la raíz, sino la raíz te está soportando a ti. 19 Así que, tú dirás: "Ramas fueron desgajadas, para que yo pudiera ser injertado." 20 Verdad, ¿pero que? Ellas fueron desgajadas por su falta de confianza. De modo que tú guardas tu lugar por tu confianza. ¡Así que, no seas arrogante; por el contrario, sé temeroso! 21 ¡Porque si Elohim no le perdonó la vida a las ramas naturales, tampoco a ti te la perdonará! 22 Así que, fíjate bien en la bondad y la severidad de Elohim: por un lado, severidad para los que cayeron; pero por otro lado, la bondad de Elohim hacia ti, ¡a fin de que te mantengas en esa bondad! ¡De otra manera, tú también serás cortado! 23 Y aún ellos si no persisten en su falta de confianza, serán injertados de nuevo; porque Elohim tiene poder para injertarlos de nuevo. 24 Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es un árbol de olivo silvestre, e injertado contrario a la naturaleza en un árbol de olivo cultivado, ¡cuánto más, mucho más serán las ramas de olivo naturales re-injertadas en su propio árbol de olivo!" (Romanos 11:17-24). No te jactes porque puedes ser cortado, y el pueblo de Israel será salvo "26 y así será que de esta manera, todo Israel será salvo”. Como dice en el Tanaj: "De Tzion vendrá el redentor; él apartará la impiedad de Yaakov 27 y éste será mi pacto con ellos, cuando Yo los vuelva de sus pecados." (Romanos 11:26-27).

 

Todo Israel será salvo se refiere a las dos casas la de Yahudáh y la de Efrayim. Y más adelante dice: "29 Pues los dones gratuitos de Elohim y su llamado son irrevocables." (Romanos 11:29). Nuestro Mesías Yahshúa murió y derramó su sangre para darnos salvación a todos, su muerte quitó la pared y unió a los dos pueblos; Judíos y a los Goyim (La casa de Israel que se gentilizó) y los extranjeros (Guerim) que recibieran al Mashíaj y llegaran a creer, pero parece ser que la mayoría de los humanos no se han dado cuenta de esto y persisten en ser enemigos del pueblo judío y si son enemigos del pueblo judío, son enemigos del Mashíaj (Mesías): "14 Porque Él mismo, es nuestro Shalom, El nos ha hecho, a ambos pueblos, uno y ha derrumbado la mejitzah (pared) que nos dividía, 15 destruyendo en su propio cuerpo la enemistad ocasionada por la Torah, con sus mandamientos, manifestada en la forma de ordenanzas. El hizo esto, para crear en unión con Él mismo los dos grupos, una humanidad renovada, y entonces hacer Shalom. 16 Para así, reconciliar para Elohim, ambos pueblos en un solo cuerpo, siendo ejecutado como un criminal, entonces mató en sí mismo esa enemistad. (Efesios 2:14-16) y 19 Así que entonces, ya no son extranjeros ni desconocidos. Por el contrario, vosotros sois conciudadanos con el pueblo de Elohim y miembros de la misma familia de Elohim." (Efesios 2:19)

 

Hermanos, en estos tiempos del ajarit hayamim / últimos tiempos cuando YAHWEH está recogiendo y reuniendo de los cuatro ángulos de la tierra las dos casas de Israel, a Judá y a Israel / Efraim (de esto hablaremos amplia y profundamente) para el gran día de Yizreel (Jezreel, literalmente el día de la reunificación de la semilla de Israel) tenemos que reestablecer las raíces Hebraicas de las Escrituras, los nombres correctos, las Fiestas Kadoshim ordenadas por YAHWEH en los Libros de Shemot /Éxodo y Bamidbar /Levítico, siendo una de ellas el Shabbat semanal y todo lo ordenado en la Torah. La Torah es el Árbol de Vida, si no le hacen caso a Elohim y guardan la Torah con sus raíces hebreas le están abriendo la puerta al enemigo para que entre y destruya sus vidas; y en vez de una vida del Shalom que sobrepasa todo entendimiento (Filipenses 4:7) tendrán una vida llena de amarguras, ansiedades, peleas familiares y por supuesto de pecado, por la desobediencia a la Torah; y por eso las iglesias están llenas de gente que necesitan consejo, regeneración y gente enferma, siendo el primer paso a la regeneración el buscar la verdad completa, que sin las raíces hebraicas sólo hay medias verdades, y éstas son mentiras. No hagan lo que hizo la cuñada de Rut, Orpáh (Orfá) que regresó a su pueblo y a sus dioses. (Rut 1:15). Y esto es precisamente cuando vemos a "grandes" dirigentes de la iglesia haciendo pactos con Roma. En los últimos tiempos muchos apostatarán. Hagan lo que hizo Rut, ella dijo: "No me hagas dejarte y que deje de seguirte; porque dondequiera que vayas, yo iré; y dondequiera que te quedes, yo me quedaré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Elohim será mi Elohim."(Rut 1:16)

 

Termino este artículo con una cita de Shaúl del libro de Romanos 16:17-18: "17 Os animo, hermanos, que vigiléis a esos que causan divisiones y les tienden trampas juntamente con las enseñanzas en las cuales han sido entrenados; permaneced lejos de ellos,18 porque hombres como estos no están sirviendo a nuestro Adón el Mashíaj, sólo sus panzas; con su oratoria suave y sus lisonjas, engañan al inocente."