LA DIFUSION DESDE MEXICO

 

Los últimos 15 años de la vida del Maestro Samael Aun Weor es una etapa especialmente prolífica en cuanto a la enseñanza. Batalló incansablemente para lograr formar grupos gnósticos en México y escribió más de 30 libros que fueron colmando las inquietudes espirituales del creciente movimiento.

 

Durantre estos años el Maestro tuvo como secretarios a Rafael Ruíz Ochoa, Antonio Maldonado y Fernando Salazar.

 

En 1963 el Maestro autoriza la celebración del Primer Congreso Gnóstico Latinoamericano en Cartagena Colombia que se extendería durante 6 días a partir del 27 de diciembre de ese año. El Maestro promueve intensamente este congreso y escribe para él, el libro “Técnica de disolución del yo”.

 

En los comienzos de los años 60 recibe una serie de experiencias de contactos con extraterrestres. Como resultado de las mismas publica en 1964 el libro “Las Naves Cósmicas” y también realiza disertaciones a este respecto.Fernando Salazar comenta en su libro “En el corazón del Maestro”uno de estos eventos (ocurrido con posterioridad): “Un día, encontrándome envuelto en las tareas típicas de un secretario, suena el teléfono cerca de la hora del almuerzo. En el otro lado de la línea, uno de los principales periodistas de El Sol de México, amigo del Maestro, le informa que una nave espacial había caído en las inmediaciones del poblado de Tres Cruces, en el límite de los estados de Puebla y Veracruz. La fuente de la noticia era el hermano del propio periodista que, por ser médico, había sido llamado para atender a dos seres extraños, muy altos y delgados, vestidos con túnicas largas, los cuales, a su vez, traían un compañero herido. El periodista preguntaba al Maestro si quería ir hasta el lugar de los hechos...”.

 

En agosto de 1965 se edita “La Transformación Social de la Humanidad» en Bucaramanga, Colombia y también el Mensaje de Navidad “La ciencia de la Música y El abuso Sexual”.

 

En 1966se editan los libros“El Collar del Buda” y“El libro de los muertos” y entre 1967 y 1970 "Los Cuerpos Solares y Sabiduría Gnóstica”, "Curso Esotérico de Magia Rúnica", “Mi regreso al Tibet”,“Educación Fundamental” y “El Parsifal Develado”

 

A partir de los años 70 el Maestro incrementa la difusión realizando numerosas giras por diversas partes de México. Hay conocimiento de sus viajes a Chihuahua, Nogales, Culiacán (en el norte de México), Puerto Vallarta, Hermosillo (Sonora), Cuernavaca (Morelos) etc, etc.Normalmente realizaba estas giras misionales acompañado de su esposa Arnolda Garro, y misioneros y hermanos gnósticos como los citados Fernando Salazar y Antonio Maldonado (su yerno) y Oscar Uzcátegui.

 

Sus giras, a pesar de ser multitudinarias en cuanto a la presencia de público no eran costosas ni exigentes en cuanto a su realización. “El Maestro Samael fue una de las personas más simples y despojadas que conocí en toda mi vida. No usaba reloj, agenda, nada. Hasta su billetera quien la llevaba era su esposa, Dondita –conocida como la Venerable Maestra Litelantes. Cuando viajaba, como mucho, llevaba una lupa, una regla, una máquina de afeitar eléctrica, el Tarot Egipcio, un cuaderno de apuntes, un lapicero y su libro de cabecera : Las Moradas Filosofales, de Fulcanelli (F. S. B.)

 

A pesar del dinero que podría haber recibido producto de sus obras, el Maestro prefirió vivir siempre en forma humilde. No tuvo casa propia y el automóvil en el que realizaba las giras era un modelo usado.

 

En el comienzo de los años 70 se fundan centros gnósticos en muchas ciudades y los instructores y misioneros se multiplican. La realización de estas actividades y el éxito obtenido en ellas generaría un dinamismo contagioso en la difusión que luego se extendería hacia Estados Unidos primero y Canadá después. Paralelamente a la difusión externa, el Maestro continuaba brindando cátedras excepcionales como un alimento para la consciencia de los estudiantes avanzados.

 

A pesar de su fama y de la cantidad de personas interesadas en establecer contacto directo con él, el Maestro no permitía la adoración y el culto a su personalidad y sólo muy excepcionalmente autorizaba una visita personal. A este respecto afirmaba humilde y tajantemente: “Lo único que merece ser reconocido y valorizado es nuestro Señor, el Cristo”.

 

En 1971 se edita “El Misterio del Áureo Florecer” con valiosísimas enseñanzas en torno a la eliminación del ego y la transmutación sexual.

 

Del 27 de diciembre de 1972 hasta el 2 de enero de 1973, se celebra el Congreso Gnóstico Cristiano Ecuménico en San Salvador, El Salvador. En ese año se publica también el libro “Las Tres Montañas” en el que describe los procesos vividos en su existencia desde su niñez, y explica también las etapas que conducen a la autorrealización íntima del Ser, en base a la experiencia personal en esta y en sus pasadas reencarnaciones.

 

En 1973 el Maestro comentaba al misionero Efraín Villegas la labor desarrollada en México y el futuro del movimiento en el mundo“ Yo luché muchísimo aquí en México para formar el Movimiento, durante 18 años de continua jornada aquí en el trabajo permanente de difusión de la enseñanza gnóstica, pero después de luchar incansablemente, hemos logrado formar un grupo de paladines gnósticos. Después de duro trabajo, como ya te dije durante 18 años, he conseguido preparar un grupo de paladines que están dispuestos a hacer un gigantesco Movimiento, que vaya de frontera a frontera y de mar a mar, es decir, desde la frontera con Guatemala hasta la de Estados Unidos y desde el Atlántico hasta el Pacifico. Esto es cuestión de intenso trabajo, incansable lucha. Hoy pues ya tenemos varios grupos organizados y ya tenemos las bases para la gigantesca labor que nos aguarda, ya que el Movimiento Gnóstico en México será, dentro de poco tiempo, un poderoso Movimiento debidamente organizado conforme a la Ley.”

 

 

 

LA EXPANSION DEL MOVIMIENTO GNOSTICO

 

En 1974 se publica la obra “Sí, hay infierno; sí, hay diablo; sí, hay karma” en la que el Maestro explica el significado y la naturaleza de los 9 círculos dantescos y los procesos evolutivos e involutivos de las esencias, libro ilustrado conlos dibujos del artista Alfredo Doré.

 

En 1974 se edita “La Doctrina Secreta de Anahuak” con claves esotéricas de los símbolos de la civilización Nauhalt del México precolombino, unlibro con el que cumple el objetivo de dar a conocer los secretos de esta cultura, labor que estba buscando realizar desde comienzos de los años 60.

 

El 20 de abril de 1974 se funda el “Instituto de la Caridad Universal” por recomendación del Segundo Congreso Gnóstico Cristiano Ecuménico Latinoamericano, celebrado a fines de diciembre de 1972 en San Salvador. El Instituto tendría el objetivo de ser un medio para el trabajo con el tercer factor de la Revolución de la Conciencia, el servicio desinteresado por el prójimo. La visión del Maestro de la ayuda humanitaria simpre fue prácticay directa, privilegiando lo sencillo y humano frente a las labores organizativas burocráticas e inoperantes. Sólo como ejemplo de esta visión transcribimos esta anécdota: “Cierto día estaba el Maestro Samael desayunando con su familia cuando escucha a alguien tocar la puerta de su casa. El mismo fue a atender y, cuando regresa, su familia se sorprende al verlo sin camisa. No entendiendo lo que había pasado, preguntaron qué aconteció. El responde -Un mendigo necesitaba ayuda y yo le di mi camisa, que era lo que mejorque tenía en el momento-. (F. S. B)

 

En el año de 1974 recibe la visita de Joaquín Amortegui (V. M. Rabolú), uno de sus antiguos discipulos de S.S.S. a quien reconoce como Maestro y designaría para diversas misiones, en forma paralela a las ya otorgadas a Julio Medina (V. M. Gargha Kuichines).

 

Teniendo como centro la “Sede Mundial” se organiza el movimiento en toda Latinoamérica, desde donde se proyectaría hacia el mundo entero. En una pequeña oficina situada en el piso superior de la casa del Maestro, sobre un escritorio sencillo, una máquina eléctrica de escribir IBM, comprada y donada por el grupo de Nueva York, servía para plasmar las orientaciones del Maestro. En un sillón reclinable realizaba sus meditaciones y daba las orientaciones necesarias a los misioneros y estudiantes, cada vez más numerosos.

 

En 1975, por impulso del Maestro, se realiza el Primer Encuentro Internacional de la Cultura Hermética, en el hotel Guadalajara Marriot.

 

En una vida dedicada al servicio y la enseñanza, eran frecuentes las visitas guiadas a lugares arqueológicos de Mëxico, por los que el Maestro sentía especial admiración: “Uno de los lugares preferidos del Maestro eran las Grutas de Cacahuamilpa. Allí, llevaba grupos de estudiantes y delegados extranjeros que lo visitaban en México. Habitualmente, el programa seguía los siguientes pasos: breve conferencia en el auditorio subterráneo, meditación en el fondo de las grutas, en un lugar donde decía haber un pasillo de acceso a un templo en Jinas (...) y, después, una caminata subterránea, en la cual los estudiantes aprovechaban para compartir problemas o necesidades con el Maestro. Casi siempre, al regresar a la superficie, la mayoría de las personas que entraban enfermas, retornaban curadas”


“Otro lugar muy visitado por el Maestro con grupos de estudiantes y delegaciones extranjeras, era Teotihuacan, la ciudad donde los hombres se hacen Dioses. Allí, el Maestro hacía el trayecto que comenzaba por el palacio de los Caballeros Tigres y de los Caballeros Águilas, continuando hacia la Pirámide de la Luna, por la Calzada de los Muertos, y subiendo a la Pirámide del Sol, dirigía una práctica y, finalmente, descendía para encaminarse al Templo de la Serpiente Emplumada. El caudal de sabiduría entregado por el Maestro a sus estudiantes durante ese recorrido era extraordinario” (Textos de F.S.B.)

 

Las actividades de difusión eran acompañadas de curaciones y milagros de todo tipo. “En 1975, en los alrededores de Guadalajara, en un paraje muy bonito, llamado Bosque de la Primavera, junto con decenas de personas pude ser testigo del poder en las curaciones milagrosas realizadas por Samael en ocasiones muy especiales. Era una de aquellas tranquilas mañanas cuando via un ciego recuperar su vista, y a un paralítico, su caminar. Otras personas tuvieron también su salud restablecida” (F.S.B.)

 

En 1975 el Maestro decide apoyar la Iglesia Gnóstica en bases legales, ya que había surgido en Estados Unidos una institución también llamada Iglesia Gnóstica que no tenía ninguna relación con la Gnosis Eterna y cuyos principios eran contrarios a los de sus enseñanzas. Esto ponía en riesgo la cotinuidad de esta institución mística. Es así que se registra la “Iglesia Gnóstica Cristiana Universal” en todos los países donde la gnosis samaeliana ya estaba presente. Esa acción rápida limitó la acción de esa institución tenebrosa a Estados Unidos, permitiendo que la Iglesia Gnóstica Cristiana Universal se viera libre de lamentables confusiones.

 

Uno de los más caros anhelos del Maestro y que sin embargo sólo se pudo cumplir con posterioridad era la formación de el Ministerio de la Propaganda. Esta iniciativa, si bien no tuvo la infraestructura necesaria en un principio, se plasmaría más adelante en diversas actividades de las instituciones y grupos gnósticos. A este respecto nos comenta Oscar Uzcátegui en su obra “El Hombre Absoluto”: “Entre los múltiples proyectos de difusión de la enseñanza propuestos por el Venerable Maestro Samael, existió uno que aún no ha podido cristalizarse por muy diversas razones. Nos referimos al Ministerio de Propaganda al cual se le bautizó con el latínico nombre de VOPUS. Tal Ministerio perseguiría como objetivo primordial, dentro de las instituciones gnósticas, la búsqueda de medios audiovisuales de todo tipo y mecanismos indispensables para llevar urgentemente el mensaje de la REVOLUCION DE LA CONCIENCIA a las masas del mundo entero.

 

Entre otras cosas, el Venerable decía:"Los medios de comunicación están hoy en día al servicio de los esclavizadores de conciencias, con tales medios se mediatiza mucho la mentalidad de las personas, las gentes no tienen libre arbitrio para organizar sus vidas. Medio mundo está empeñado en dominar al otro medio mundo restante y la publicidad y los medios audiovisuales están haciendo estragos." Por todas estas razones, el Venerable Maestro Samael, estando en una ocasión visitando un grupo gnóstico que habíamos fundado en el Norte de la República Mexicana, comentó con Fernando Salazar Bañol (su último secretario), el fráter Rafael Vargas y el autor de esta obra, la imperiosa necesidad de crear un organismo que impulsara urgentemente, a nivel internacional, la expansión del mensaje gnóstico a fin de combatir la influencia nefasta de los medios de comunicación, sobre las gentes, utilizando precisamente a los mismísimos medios masivos para tal objetivo”.

 

Uno de los hitos del proceso de establecimiento de la Gnosis a nivel mundial fue la creación del Monasterio de Guadalajara. En ese monasterio, cuyo primer abad fue Fernando Moya fueron formados numerosos misioneros que después se establecerían en diversas partes del mundo. En dos años de trabajo fueron cristalizadas 40 misiones en diversas partes de México.

 

En 1975-76 se editan los libros “Psicología Revolucionaria” y “La Gran Rebelión”. En estas obras el Maestro enfatiza la necesidad de profundizar en los estudios psicológicos e invita a seguir el camino del cambio radical. Estas obras constituyen la puerta de entrada necesaria a las enseñanzas gnósticas.

 

También en 1975 comienza a trabajar en la develación del “Pistis Sophía”, la Biblia de los Gnósticos. “Durante ese período, el Maestro practicaba diariamente siete horas de meditación, buscando descubrir el sentido secreto de las palabras y de las enseñanzas de Jesús. Pistis Sophía fue el último libro escrito/develado por el Maestro. Gracias a eso, las enseñanzas secretas que el Salvador del mundo entregó a sus discípulos en el Monte de los Olivos se tornaron más accesibles. Así mismo ese libro continúa siendo apenas para los iniciados” F. S. B.

 

En el creciente movimiento también existian disensiones y problemas entre los diferentes grupos, dirigentes y estudiantes. El Maestro, más allá de estas dificultades privilegió siempre la difusión y la práctica del Mensaje de Acuario. A este respecto solía decir: “En el desarrollo de la vida hay dos operaciones matemáticas que a mi no me gustan : la de restar y la de dividir. Mas adoro sumar y multiplicar”

 

 

 

EL CONGRESO DE GUADALAJARA 1976

 

En 1975 se celebra el "Encuentro Internacional de la Cultura Hermética" al que asistieron estudiantes de todo México y también del resto de América. En este encuentro, celebrado fraternalmente, el Maestro dictó cátedras maravillosas, comentando temas esotéricos de gran profundidad y también realizaría curaciones milagrosas. En la reunión fraternal celebrada al finalizar el encuentro hablaría nuevamente de “La Razón de Ser del Movimiento Gnóstico”: “Me alegra verlos a todos ustedes reunidos, me alegra verlos en este ágape. Sentimos nosotros, en verdad, que nuestro corazón se inflama de amor, al contemplar cada uno de estos rostros humanos...” (...)“Solo anhelo, en nombre de la Gran Verdad Cósmica, que ella les ilumine, que brille, en cada uno de los aquí presentes, la luz. Deseo, sinceramente, que cada cual marche por el camino de la auto–realización íntima hasta el triunfo total. Deseo, sinceramente, que la ESTRELLA INTERIOR, que a cada cual guía, los conduzca finalmente hasta la Bienaventuranza.

 

Deseo, sinceramente, que este pueblo gnóstico, a base de sacrificios, de esfuerzos conscientes y padecimientos voluntarios, llegue por último a la liberación real. "Que todos los aquí presentes no olviden el trabajo esotérico, que en verdad se dediquen, sinceramente, a trabajar sobre sí mismos, aquí y ahora. Aquél que escucha la palabra y no la hace dentro de sí mismo, se parece, en verdad, al hombre que se mira ante un espejo y luego da la espalda y se retira. No basta, hermanos, escuchar la palabra, es necesario HACER LA PALABRA.” (...) “Muchos aguardan la venida del Gran Maestro, pero en verdad os digo, mis queridos hermanos, que El viene desde adentro, desde el fondo mismo de nuestras almas. Conforme nosotros perseveremos en el trabajo, conforme luchemos por eliminar los elementos inhumanos que llevamos en nuestro interior, nos acercaremos cada vez más al Cristo Intimo. Un día, El vendrá a nosotros para salvarnos; un día El se hará cargo de todos nuestros procesos mentales, emotivos, sentimentales, sexuales, etc.; un día El se incorporará en nosotros, se convertirá en un hombre de carne y hueso en cada uno de nos, para podernos transformar, embellecer y dignificar.”

 

Como consecuencia natural del Encuentro de 1975, el Maestro convoca para 1976 al “Primer Congreso Gnóstico Internacional de Antropología”, que se llevó a cabo entre el 27 de octubre y el 3 de Noviembre de 1976, en Guadalajara, Jalisco, con el lema “Hacia la Doctrina del Ser”

 

Este Congreso habría de convertirse en un verdadero hito en la historia de la Gnosis mundial y será recordado seguramente como el evento definitivo en la expansión de la Doctrina Gnóstica. Desde diversos paises de centro y sudamérica llegaron delegaciones para participar de este evento que sería también el punto de partida para la Gran Confederación Internacional de las Naciones Gnósticas. A partir de este evento el Maestro sentó bases para la divulgación de la doctrina en Europa y el resto del mundo.
Entregó también las bases de trabajos esotéricos importantísimos para el desarrollo místico interior del ser humano, para realizarse en las cámaras esotéricas de los grupos gnósticos.

 

Entregó también las bases de trabajos esotéricos importantísimos para el desarrollo místico interior del ser humano, para realizarse en las cámaras esotéricas de los grupos gnósticos.

 

Si bien nunca permitió que se cobrara un solo peso por la participación en conferencias, en el Congreso renunciaría en forma pública a los “derechos de autor” de sus obras, separando definitivamente la “mística” de la “especulación fianciera”. Ya lo había dicho con anterioridad en disertaciones dirigidas a los misioneros: “fuera las finanzas del gnosticismo universal. Sólo queremos una sola cosa: Amar profundamente a la humanidad”. Ahora ratificaría: "Hoy por hoy mis queridos hermanos y por siempre, renuncio y he renunciado, y seguiré renunciando a los derechos de autor. ¡Lo único que deseo es que estos libros se vendan en forma barata, al alcance de los pobres, al alcance de todos los que sufren y lloran! ¡Que el más infeliz ciudadano pueda conseguir ese libro, con los pocos pesos que lleva entre su bolsa! ¡Eso es todo!"

 

La llegada de Maestro a Guadalajara es relatada por Oscar Uzcátegui: “Con grandes esfuerzos del estudiantado gnóstico mundial, se contrató un avion-jet particular para transportar al Venerable Maestro y una pequeña comitiva que lo acompañaba, desde el D.F. mexicano hasta la ciudad de Guadalajara. (...) Una inmensa multitud se apiñaba en las distintas instalaciones del aeropuerto gritando vivas al Venerable y queriendo precipitarse sobre su humana persona, razón por la cual hubo de acordonarse la zona donde se encontraban las gentes, garantizando de esta manera la seguridad personal del Maestro y sus acompañantes. Como caso especial se consiguió que la banda municipal de la ciudad de Guadalajara entonase los acordes del himno nacional mexicano y asimismo las notas del himno del Avatara. Mientras la banda tocaba los compases de estos memorables himnos, la bandera mexicana y las del Movimiento Gnóstico Internacional ondeaban victoriosas saludando al viento y a las multitudes allí reunidas. Terminada la recepción en el aeropuerto, se dirigieron todos los congresistas al hotel Marriot, en el cual el Maestro sería alojado durante los días de duración del Congreso”.

 

El congreso contaría como invitado de lujo al actor Mario Moreno (Cantinflas). El "embajador de la alegría" (Mario Moreno), como lo bautizó la Organización de las Naciones Unidas compartió el podio con el Maestro y demás dirigentes gnósticos. De él se expresaba el Maestro en términos muy elogiosos: “Hemos escuchado la palabra de ese Apóstol de la humanidad que se llama Mario Moreno. Incuestionablemente, Don Mario enseña a la Humanidad y la enseña riendo, divirtiéndola... (...) Él muestra toda la ridiculez del ego animal y lo hace de tal modo que nadie se sienta ofendido." Mario Moreno, a su vez, sintetizó sus impresiones en pocas palabras: “Yo creo que si hubieran muchas agrupaciones y muchos Congresos de está índole, nosotros podíamos pensar que puede haber un mundo mejor para nosotros y para nuestros hijos”

 

Frente a más de 3000 almas congregadas para este Magno Evento el Maestro daría su discurso de bienvenida, marcando y reiterando objetivos y métodos de la Doctrina de la Regeneración Humana:“Ustedes hermanos, han demostrado con hechos concretos su amor por la Gran Causa; han venido de distintos lugares de América hacia este gran evento; aquí estamos todos reunidos, aquí nos encontramos todos asociados por la fuerza maravillosa del amor.”“Hermanos, ahora más que nunca debemos comprender el cuerpo de doctrina, se hace necesario trabajar en forma intensiva con los tres factores de la Revolución de la Conciencia, es necesario desintegrar el Ego animal, que nos divide a todos, que nos convierte a todos en enemigos de todos, es necesario regresar a la inocencia perdida de los antiguos tiempos; es urgente, inaplazable, crear los cuerpos existenciales superiores del SER, para convertirnos en hombres auténticos, en hombres reales, en hombres verdaderos, es necesario, hermanos, subir al Ara del supremo sacrificio por la Humanidad, estar dispuestos en verdad a dar hasta la última gota de sangre por nuestros semejantes. Así, trabajando con los tres factores de la Revolución de la Conciencia, podremos convertirnos en verdaderos soldados del ejército de Salvación Mundial.”

 

 

 

SUS PROCESOS FINALES 1977

 

En febrero de 1977 el Maestro ve cercano el momento de su desencarnación, a pesar de no padecer entonces ninguna enfermedad. Comentaba esto a sus discíulos y explicaba: “Yo no le tengo miedo a la muerte. La muerte siempre fue mi mejor amiga a lo largo de los tiempos”

 

En todo ese año continúa trabajando en la develación del Pistis Sophía , que sería publicada postumamente. Tambiénse publicaría en 1978 una versión ampliada y corregida de su libro “Tratado de Medicina Oculta y Magia Practica” para servir de guía para la curación de enfermedades y la práctica de la magia elemental.

 

La expansión del movimiento le llevaría a abrir las primeras misiones en Canadá que servirían de puesta de entrada a la difusión en Europa. Cumple así con el primer paso del proceso que ya había anunciado en el Congreso de Guadalajara: “Pronto estaremos listos para el salto a Europa, y penetraremos en los países del viejo mundo, y por último avanzaremos en forma arrolladora sobre el continente asiático para revolucionarlo totalmente. En realidad, estamos iniciando la Era de Acuario entre el augusto tronar del pensamiento. Nada ni nadie podrá detenernos en esta marcha luminosa y triunfal.”

 

En septiembre de 1977, el Maestro da señales ante sus amigos discípulos más directos de la finalización de “La Gran Obra”. “Unos meses antes de que la voluntad divina exigiese al Venerable abandonar este mundo ilusorio y mayávico, a tenor de la filosofía hindú, éste se había trasladado al Sur de la República Mexicana en compañía de su sacerdotisa y de su último secretario: D. Fernando Salazar Bañol. El objetivo de este viaje era el de realizar los últimos toques alquímicos a su Piedra Magna. Como quiera que constantemente la naturaleza siempre está hablando al sabio, al hombre despierto, al iluminado, en aquella ocasión, además de la multitud de señales vistas en el cielo de aquella zona en la que se encontraba el Excelso, la más prodigiosa de todas estuvo constituida por un sello elaborado en arcilla y preñado de unos extraños jeroglíficos que mostraba el Venerable a su secretario al final de una noche otoñal y dentro de una cafetería ubicada en la ciudad de Poza Rica (Veracruz). El Venerable compartía, con un grupo de estudiantes del Gnosticismo, gratos momentos y en uno de tantos, dirigiéndose al Sr. Salazar, le comentó lo siguiente:—¡Este sello me lo ha dado un iniciado maya y en el mismo se me indica que he culminado la Gran Obra! “ (O. U. Q)   

 

Para esa época ya había comenzado a tener problemas de salud. Su enigmática enfermedad que nunca tuvo un diagnóstico certero, y que era particularmente dolorosa, no le impedía seguir trabajando activamente.

 

En septiembre de 1977 manifiesta sus intenciones de organizar eventos para impactar en las consciencias adormecidas de la gente. Entre los eventos que se deberían planificar estaba el “Segundo Congreso Internacional de Antropología Gnóstica” (que se celebraría en Caracas Venezuela en 1978), la Aventura al Triángulo de las Bermudas, el Safari a la Ciudad del Oro Perdido, etc.

 

El 9 de septiembre de 1977 en el Salón de Actos de la Delegación Cuauhtemoc, el Maestro brinda una conferencia frente a políticos, diplomáticos y periodistas titulada “Comentarios exactos sobre la obra Quetzalcoatl”, del Lic. José López Portillo, presidente de la República de México. La misma sirvió de homenaje al Lic. Homero Bustamante Carmelo, presidente de la Asociación Mexicana de Corresponsales y Directores de Prensa.

 

En ella el Maestro precisa el significado del Cristo Cósmico en la figura de Quetzalcóatl, creando en forma definitiva el puente necesario para la comprensión del cristianismo universal esotérico. Y reafirma esta idea el 8 de noviembre, cuando pronuncia su última conferencia ante el auditorio de la Comisión Federal de Electricidad en México D.F.: “En verdad, mis caros amigos, llegó hasta nosotros un momento grandioso. Se abrió en nuestra inteligencia la primera llama de la comprensión ; comenzamos a entender que el Logos puede ser visto de diferentes maneras : desde el punto de vista hebraico o desde el punto de vista egipcio, como también, es posible estudiarlo a luz del México antiguo.Quetzalcoatl como Vishnú, como Logos es el Verbo. Fue la Palabra que dio vida a este universo. Y la Palabra sustenta a este universo. El Logos suena, el Logos es música. La música también es esférica y fluye en todo el universo. Dentro de cada uno de nosotros está latente Quetzalcoatl. Dentro de cada uno de nosotros existe la posibilidad de encarnarlo.¡Grandioso Drama! El hombre que está en la distante Tula, el hombre que cae en tentación, el hombre que se embriaga, que fornica y pierde sus poderes, el hombre que se dirige a la tierra roja, a la tierra de sus antepasados. El hombre que se mira al espejo y dice : “estoy muy viejo”. El hombre que sufre, que llora y que anda por los caminos del mundo llevando la cruz a cuestas. ¡Ese es Quetzalcoatl! En fin, ya vieron todos la valiosa representación. Resucita entre los muertos, resplandece gloriosamente en el infinito espacio inconmensurable. ¡Es gloria! ¡Es luz! ¡Es sabiduría!

 

En noviembre dicta por inspiración mística la obra de teatro “Lucifer” y da su ultima conferencia, en los salones de la Comision Federal de Electricidad, titulada "El Secreto de Quetzalcoatl".

 

En diciembre recrudece su enfermedad. Su Via Crucis, cargado de dolores insoportables eran una enseñanza iniciática permanente: “Ya en el mes de diciembre era común escucharle al Venerable decir cosas como estas: "No se aferren a mi maltrecho cuerpo, aferraos a mi cuerpo de doctrina". El autor de estas líneas preguntó varias veces al Venerable; ¿Y qué sucederá con el Movimiento Gnóstico Internacional? ¿Y los planes de la Gran Logia Blanca para con la humanidad?. Y él siempre contestó: "Permaneced firmes. Yo siempre estaré con vosotros. Mi retirada es temporal” (O. U. Q)

 

ImageEl Maestro había anunciado con anterioridad que iba a realizar un proceso de reencarnación, en un intercambio atómico con un cuerpo antiguo que poseía. Su médico, sus familiares y discípulos cercanos cuidaron este proceso tan delicado e importante: “Para que todo el proceso pudiese ser completado sin ningún tipo de prejuicio, el cuerpo del Maestro estuvo tres días en el velatorio. Fue así que él, antes del momento final, en plena consciencia, dio orientaciones muy claras al Dr. Jacinto Juárez –médico y uno de los más fieles discípulos— para que asumiese el compromiso de mantener su cuerpo intacto durante tres días. Gracias a todos esos cuidados, las orientaciones dadas por el Maestro y la confianza y fidelidad del médico que atendió y acompañó en sus últimos momentos, pudo el Maestro realizar el cambio de átomos al cuerpo egipcio en forma completa y exitosa” (F. S. B)

 

Finalmente, el día 24 de diciembre, en la Nochebuena, el día en que en occidente velamos por el Nacimiento del Cristo, el día místico del nacimiento del Sol entre las culturas orientales, el Maestro desencarna, dando, tras su abandono del mundo, numerosas e inequívocas señales de la autorrealización más profunda.

 

Su cuerpo fue trasladado a la capilla de San Fernando, en la ciudad de México. Antes de desencarnar había dado indicaciones para que su cuerpo fuera incinerado y sus cenizas arrojadas al mar, voluntad que cumplieron posteriormente sus familiares y discípulos más allegados, en una ceremonia íntima, en el Mar Caribe.

 

Para ver la obra del Venerable Maestro Samael Aun Weor clique sobre el icono.