Esenios
Esenios
Flavio Josefo
Qumran
Los manuscritos
Sus leyes
Dudas
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail
 

 

 

VIDA DE LOS ESENIOS

 

La vida de los Esenios era de tipo comunal, una vida dedicada al Estudio de las Escrituras que en ese entonces eran meros rollos de piel de cabra u otro tipo de animal, por la calidad del rollo.

 

La piel se preparaba concienzudamente hasta lograr el grosor y color necesarios para efectuar la escritura, con tintas basadas en carbón tratado con el líquido extraído de un caracol que proveía un material pegamentoso y también daba la tonalidad oscura característica a esos escritos, resistentes por excelencia.

 

La escritura era de caracteres hebreos, hebreo antiguo, pero similar al hebreo de hoy, lo más importante era que los escritos de aquel entonces eran idénticos en contenido a los de la actualidad. Los escritos del Mar Muerto se conservaron gracias a la sequedad del clima de la zona, que se encuentra a 300 metros por debajo del nivel del mar, con ausencia de formas vivientes, bacilos, microbios, fermentos, etc. La zona del Mar Muerto, como su nombre indica es el lugar más árido y estéril del planeta.

 

Los Esenios dependían de la escasa lluvia y del poco rocío para cultivos locales, la vida comunal, de escasez extrema, era posible por sus ideales religiosos; estos ideales les daban la fuerza moral y espiritual que les ayudaba a resistir el clima y la escasez en el desierto. Por otro lado el silencio y la profundidad del desierto daban el marco apropiado para el pensamiento místico.

 

El asentamiento Esenio en el Desierto de Judía duró desde el siglo III a. C. hasta casi el fin del I D.C. Se cree que llegaron a ser alrededor de 4000 personas divididas en varias aldeas. El principal de ellos se encontraría a distancia de un kilómetro de la cueva  donde fueron encontrados los principales rollos.

 

LOS ESENIOS PRECEDEN AL CRISTIANISMO

 

PRÁCTICA

 

Los sacrificios de los Esenios se ofrecían en el Templo de Jerusalén, teniendo los Essenos una puerta especial en la antigua Ciudad que daba al este del Monte del Templo para facilitar la entrada de los animales de los Essenos que venían de la dirección del Mar Muerto.

 

Por el lugar geográfico, el celo y la interpretación de las Escrituras, esperaban una liberación político-militar, de la hegemonía del Imperio Romano opresor, por un medio paladín carismático y militar, de un "Ungido” o Mesías, que vendría a liberar a Israel de sus aflicciones. Se cree que Juan, llamado "El Bautista", pertenecía a los iniciados de la secta Essena, lo cual si es posible, no está certificado ni autentificado por las Escrituras mismas ni tampoco por alguna fuente histórica externa, es decir, de algún historiador contemporáneo de la época, v.g. Flavio Josefus. Sin embargo existe evidencia interior en el NT de una conexión ideológica muy cercana, basta decir que los Apóstoles esperaban hasta último momento que Jesús se declarara un Mesías de ese tipo.

 

Ver Mt. 16:22, 16:26 donde la expresión "Ganara todo el Mundo y perdiera su alma" es comparable a la conquista militar. La Salvación del Alma, que es la traducción literal de un dicho de origen Hebreo, que quiere decir: "Más vale salvar el alma que conquistar el Mundo", también ver la porción de Mt. 20:20 hasta Mt. 20:28, aquí la interpretación se tiene que hacer literalmente donde Jesús mismo explica su enigmática referencia de los bautismos, Mt. 20:22 -23, en los versículos 25, 26, 27 donde expone los principios del reino de Dios comparados a los principios del reinado humano.

 

La expectativa Esenia es completamente Mesiánica y las interpretaciones de las Escrituras, como el Manual de Disciplina que se halló en las cavernas del Mar Muerto, lo demuestran así.

 

 

EL MANUAL DE DISCIPLINA

 

 

TEOLOGIA ESENIA

 

La fuente en que se basa para dilucidar ese tema son los rollos. En los documentos llamados " El manual de Disciplina" o "el Libro de la Orden", el documento Zadoqeo (Sacerdotal) y también de manera más informal el "Himnario" o "Salmos de acción de Gracias".

 

La creencia de que por causa de la usurpación del Sacerdocio en el tiempo de Los Macabeos el rito del Templo era impuro e inválido, es la que da cabida a todas las posturas teológicas esenias.

 

En resumen, vemos por los valiosos documentos hallados en el Mar Muerto que: 

 

 

  • Los Esenios se creían parte del "fiel remanente” de  la verdadera Congregación de Israel, fieles al Pacto. Cuando esta gente dejó sus ciudades en los distintos contingentes, (Período Griego y luego Romano).
  • Se creían, asimismo, como los representantes del Pueblo Judío en el Tiempo de Moisés, que salió al desierto. Por esto los Essenos salen al desierto, se establecen, construyen pequeñas ciudades y esperan una nueva revelación, un "Nuevo Pacto", según las profecías de Ezequiel 30:31, Deut 18:18. Donde la creencia judía tradicional sostiene que solo el Mesías Ungido podría agregar o cambiar el Pacto de Moisés, (esto está basado en el pasaje citado del Deuteronomio 18:15-18). En síntesis, esperando al Mesías salieron al desierto para seguir "puros" al menos ritualmente puros, para ser fieles al Pacto.
  • Los Esenios se llamaban a sí mismos con diferentes nombres; cada uno se refiere a particulares atributos, algunas veces como "Los Electos" o "Los Justos Escogidos" refiriéndose a la Elección de Israel en el Monte Sinaí.
  • Los Sacerdotes Esenios se llamaban "Hijos de Zadok" por la familia de Zadok, el Sacerdote fiel al Rey David,  II Sam 8: 17, creyéndose a sí mismos la casta de Sacerdotes de Ezequiel caps 40:46, 43:19, 44:15,48:11. Con el pasar del tiempo algunos de ellos se alejaron aparentemente de la actitud de "espera del Nuevo Pacto" evolucionando hasta creerse los verdaderos poseedores de la verdadera Ley (Torah), pero solo queriéndola imponer en Judea, salvándose así del Juicio por medio de la purificación del Templo, sumados a la práctica de la religión de Moisés, en toda su pureza, es decir los ritos de la Ley, moralizando así las costumbres.

 

Otra parte de los Esenios se vuelve a la Fe del Mesías Jesús, prueba de esto podría ser la epístola a los Hebreos que aparentemente está dirigida a un grupo de judíos muy particular en su conocimiento de los ritos, haciendo énfasis en la doctrina de la superioridad de Jesús por sobre los Ángeles y por sobre Moisés, adjudicándole a Jesús el Sacerdocio según la Orden de Melquisedec.

 

En la Epístola a los Hebreos se soluciona el problema de la pureza del Templo por la consagración de Jesús como el sacrificio último en un Templo no hecho por manos humanas.

 

En Resumen, en Hebreos se dilucida el enigma de siglos, puesto que los Rollos del Mar Muerto revelan no solo la existencia de la secta, que ya era conocida por los escritos de los historiadores Plinio el Viejo y Josephus Flavio, sino son reveladas las ideas, la teología y la praxis de esta secta.

 

Podemos considerar los ideales esenios los que pavimentan el camino de Jesús en la tierra de Judea dónde al menos una parte de los judíos esperaban anhelantes al Mesías que sería el que los llevaría a una reforma de creencias y de costumbres, basados en la pureza, la expectativa mesiánica de la Liberación, y el hastío de las gentes por la corrupción de la religión de Moisés en el seno de un pueblo dominado por el colonizador Imperio Romano.

 

La predicación de Juan el Bautista, por su contenido y por el lugar donde se efectuó, más que insinúan la Teología Essena, vemos como incluso los fariseos venían a bautizarse, recibiendo así el requerimiento: "Generación de víboras, ¿quien os advirtió de la ira venidera?".

 

Esto último es signo de la sorpresa de Juan al ver que la secta rival se da cuenta de su error y viene al Jordán,  a recibir por medio de Juan el bautismo de la purificación y arrepentimiento para salvarse de la ira, es decir de la crisis apocalíptica que era esperada por los Essenos. Según los escritos encontrados esto sería el final de la lucha entre "los hijos de la luz" contra los "hijos de las tinieblas".