Google


PDF Imprimir E-mail
 

 

INTRODUCCION

 

Este tema es el que todavía apasiona a los estudiosos de la Palabra, la sociología y arqueología bíblica, además de unas cuantas disciplinas más sociales e históricas dentro del marco del pasado histórico del Pueblo Judío.

 

Grandes arqueólogos que se hicieron famosos luego en el mundo entero, excavaron en la zona del Mar muerto en busca de las huellas de los Esenios. Los Historiadores investigaron los orígenes de los Saduceos, del cómo y por qué estos eran en el tiempo de Jesús la casta gobernante de Judea. Cómo se formó la secta Farisaica en Jerusalén e Israel entera. Cómo se llegó al equilibrio o "status quo" entre los partidos frente la hegemonía del Imperio Romano colonialista de esta zona del Medio Oriente. Roma era todo un Imperio y Judea solo una ínfima parte de un vasto Imperio. Todo esto ubicado en el Siglo I de la era Cristiana, llamada Cristiana solo de nombre pues el Cristianismo era la minoría todavía!  Este trasfondo histórico es el que por la voluntad Divina el que conduce al martirio de Jesús en la Cruz del Gólgota (Calvario)

 

LAS SECTAS O PARTIDOS JUDIOS EN EL TIEMPO DE JESUS

 

Las sectas-partidos judíos activas paralelamente al ministerio de Jesús en Jerusalén, Judea y Galilea son de especial interés. En el seno de estas sectas, que en aquel entonces podrían haberse llamado partidos, puesto que ninguna excluía a la otra como practicante de la Ley y Mandamientos en general, solo había discusiones entre todas en cuanto a la forma de llevarlos a cabo, es decir del cómo practicar los mandamientos de la Ley (Halajá = Practica de la Ley). La discrepancia en estos asuntos se refleja en el NT, donde la aguda crítica de Jesús revela la forma exterior de la práctica de los Fariseos y las creencias morales de los Saduceos, los cuales llevaron anteriormente a los Esenios a una vida de retiro y purificación continuas fuera del contacto con los demás, pero nunca a cambiar el Lugar de Culto, es decir el Templo de Jerusalén.

 

Las sectas activas mayoritarias fueron:

 

  • Los Saduceos
  • Los Esenios
  • Los Fariseos
  • Los Zelotes

 

LOS ASIENTOS DE LOS ESENIOS

 

Al lado Este del Mar Muerto, cerca de sus aguas saladísimas habitaron en asentimientos que dieron cobijo con el tiempo a una comunidad entera, llamados "Essenos" por los historiadores contemporáneos del siglo I.

 

La diferencia de los judíos con los samaritanos es que estos últimos eran un pueblo de gentes descendientes de las 10 tribus de Israel, perdidas actualmente, que habitaban en la zona Norte de Judea llamada Samaria.

 

Los Samaritanos tenían su propio Templo en el Monte de Gerizim. Los samaritanos no se trataban con los judíos que ofrecían sacrificios en el Monte de Moriah, donde estaba ubicado el Templo de Jerusalén.

 

Las diferencias principales en cuanto a liturgia y culto, aparte de su posición social y geográfica, era la manera de interpretar la Ley, como se ha dicho. También los samaritanos no tenían como sagrados los libros de los Profetas. Los samaritanos se parecen en algo en cuanto a lo que en Teología Judaica se refiere; en lo relacionado con la Vida Eterna y el mesianismo como se puede ver en los Evangelios.

 

PRIMERA INMIGRACION

 

Los llamados Esenios en general eran unos cuantos grupos de judíos que comenzaron el movimiento en el tiempo del dominio griego cuando el Templo fue echo inmundo y abominable por la profanación efectuada por el rey griego Antíoco Epífanes que profanó el altar del Templo vertiendo en él sangre de cerdo, animal impuro para los judíos, de acuerdo a la Ley y por lo tanto no apto para el sacrificio ritual ni para el consumo. Ante estos hechos un grupo de judíos fieles huyen al desierto de Judea, al Mar Muerto, que está ubicado al Este de Jerusalén, a una distancia de una jornada a pie. Allí establecen el primer asentamiento que cuenta con casas de piedra, una plaza, un comedor comunitario, depósitos de áridos y agua potable además de una biblioteca con los libros sagrados.

 

SEGUNDA INMIGRACIÓN

 

El segundo contingente de refugiados se origina cuando los Hashmoneos (Macabeos), que liberan Judea de la hegemonía griega usurparon el cargo del Sumo Sacerdote, la Dinastía de Tzadok, entonces un grupo de judíos fieles se retira de Jerusalén agobiados por el peso del Pecado Nacional para seguir guardando su fidelidad al Pacto y a la Voluntad Divina que había escogido a Tzadok, el Justo del los tiempos de David, como la continuación de la Genealogía Levitica Sacerdotal, 1 Reyes 1:8.

 

Fieles a los designios de Dios, el motivo de vida para los Essenos es la pureza ritual, sacerdotal y espiritual.

 

LOS ROLLOS DEL MAR MUERTO

 

Los famosos rollos de piel descubiertos en el Mar Muerto, son los escritos de los Essenos llamados "Los Rollos del Mar Muerto”, arrojan luz sobre la vida de esta secta y asimismo dieron un giro en cuanto a la veracidad y antigüedad de los escritos del AT y a la conexión entre el AT y la base histórica que da cabida a Jesús y sus discípulos, los Apóstoles, en el seno de la historia.

 

Estos escritos indican la existencia de un Maestro de Justicia, "More Tzedek", que no tenia el cargo de Sumo Sacerdote por las razones arriba citadas, es decir, por asuntos de genealogía .

 

Este era el que efectuaba el oficio que su nombre indica, la preparación de la nueva generación, de los discípulos, la enseñanza de los iniciados y de administración de la Ley aplicada, Halajá Esenia.

 

En los tiempos de Jesús incluso se habían formado grupos sectarios en las ciudades de importancia según los historiadores y por el contenido del "Manual de Disciplina" que se encontró también en las cuevas del Mar Muerto.

 

Los Esenios predicaron la eterna lucha ente "los hijos de la Luz y la oscuridad", se creían "El fiel Remanente" y se llamaban a sí mismos los electos. Siendo esto el contenido y el significado del término "hijos de luz" tan parecido al paralelo del NT Se creen hijos de Dios por "adopción". Nunca emplearon el Nombre de la Deidad, en esos tiempos se empleaba solo una vez al año, en el Día de la Expiación, que es inmediatamente antes de la fiesta de Los Tabernáculos y después de la fiesta de las Trompetas en el mes séptimo. Pero al no haber, según los Essenos, heredero legal para el cargo de Sumo Sacerdote, era sacrilegio en contra de los Diez Mandamientos,  "No tomarás el Nombre de tu Dios en Vano".