Juan Pablo I
La Historia
La Extraña Muerte
La Logia P-2
Investigación
Licio Gelli
Mafia y Vaticano
Los Motivos
Epílogo
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail

PROPAGANDA DUE

 

La logia fue fundada en 1877, bajo el nombre "Grande Oriente d’Italia", como una logia para miembros visitantes que se ausentaban de sus propias logias.

 

En la mitad de los 1960s, tenía solo 14 miembros permanentes, pero cuando Licio Gelli la lidera entre los 1960s y los 1970s, rápidamente se expandió a más de 1.000, muchos de los cuales eran prominentes personajes de la elite Italiana, en un año. La expansión fue en su mayoría ilegal, ya que los funcionarios italianos civiles les estaba prohibido ingresar a sociedades secretas.

 

En 1976, las autoridades masónicas disuelven la entidad y expulsan a Gelli de la Francmasonería.

 

Las conexiones del "Banquero de Dios" Roberto Calvi con el Gran Maestro Licio Gelli le dieron un particular enfoque de atención a la prensa y a la policía, causando que la logia (luego secreta) fuera descubierta. La policía encontró una lista de adherentes en la casa de Gelli, en Arezzo en marzo de 1981, con más de 900 nombres, con muy importantes funcionarios estatales, importantes políticos (4 ministros, 44 diputados), y oficiales militares, muchos de éstos enrolados en la SISMI (Servicio Secreteo Italiano). Notablemente, el que sería presidente del Consejo de ministros italiano Silvio Berlusconi estaba en la lista, pero en esos momentos no era cuadro político.

 

Otro famoso miembro fue Victor Emmanuel, Príncipe de Nápoles, cabeza de la Casa de Saboya. Un documento también fue hallado en posesión de Licio Gelli titulado "Piano di Rinascita Democratica" (Plan para el Resurgimiento Democrático) que enunciaba una declaración de la Logia de formar una nueva élite política y económica para liderar a Italia hacia un mayor autoritarismo en la democracia, en una perspectiva de anticomunismo. "El objetivo de la división de los Sindicatos debe ser una prioridad," estatuía el Plan, "en orden de lograr la reunificación con los gremios autónomos de sus confederaciones, sensibles al Plan".

 

El primer ministro Arnaldo Forlani fue forzado a renunciar, causando la caída del gobierno italiano. Giovanni Spadolini del Partido Republicano Italiano (PRI) fue votado para lograr una coalición de centro-izquierda. Spadolini fue el primer ministro italiano no proveniente de la Democracia Cristiana. Todos los funcionarios de los servicios secretos de Italia, con la cabeza de Vito Miceli, fueron obligados a renunciar.