Conspiraciones
La teoría conspirativa
Los Illuminati
La Comisión Trilateral
El Gobierno Mundial
El nuevo orden Mundial
El Proyecto HAARP
Chemtrails
¿Desastres provocados?
La red 'ECHELON'
El Proyecto MK-Ultra
El Guardián entre el centeno
Documento Global 2000
Principio y fin de la crisis
El Plan Andinia
Los amos del mundo
Facebook, control social
RFID ¿Usurpación de identidad?
El VeriChip
Los 'amigos' de Facebook
Gobiernos ocultos
Los sinarquistas exigen una moneda mundial
Asombroso discurso de un veterano de guerra
Nikola Tesla el genio olvidado
Volver a Inicio
Vendiendo la enfermedad
PDF Imprimir E-mail
 

Entrevista a Conrad Chase

 

En otra entrevista por la radio, Conrad Chase, le confesó al entrevistador que el CEO de VeriChip, Mr. Bolton, le había dicho que existía un plan para utilizar VeriChip como un sistema de identificación implantable a nivel global y que en un futuro sería obligatorio llevar el chip para acceder a su club. Le dijo también al entrevistador que el slogan que él pensaba utilizar para promocionar este tipo de chip era precisamente el de que “no serías un VIP aceptable en este mundo si no llevaras implantado el chip bajo la piel”, slogan que Conrad encontraba “brillante”.

 

Conrad, al parecer es un representante de VeriChip en España, de manera que su interés no pasa únicamente por ofrecer nuevas “ventajas” tecnológicas a sus clientes, sino también ganar mucho dinero publicitando esta tecnología en España y Europa para ampliar sus usos y disminuir el nivel de rechazo inicial en la población.

 

Le comentó al entrevistador que en un futuro cercano, todos los portadores legales de armas, deberían llevar un microchip implantado en su mano para poder optar a la licencia y que el Gobierno Italiano estaba ya preparando implantar el chip a todos los empleados públicos.

 

Conrad comentó al entrevistador que éste es un fantástico método para reemplazar por completo a las tarjetas de crédito para llevar a cabo todo tipo de transacciones de compra y venta.

 


A la pregunta del entrevistador de dónde sacaba él todas estas ideas tan novedosas, Conrad le dijo que de las conversaciones con VeriChip y que él sabía que se estaban produciendo estos chips a gran escala en las plantas de VeriChip en Pekín.

 

Es decir, básicamente, en muy poco tiempo, empezaremos a ver cómo nos venden esto como la última moda.

 

Y después de leer el artículo, ahora citaremos el capítulo 13 del Apocalipsis.

 

Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.
Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.
Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis

 

(Ap 13, 15-18)

 

¿Y qué es eso del 666?

 

Al parecer, estos chips pueden tener 34 billones de combinaciones únicas de códigos de identificación individual, más que suficiente para permitir asignar un código único a cada ser humano sobre la Tierra, utilizando tres entradas de seis cifras (666)”.

 

Lo cual nos llevaría directamente al número 666, el número de la Bestia que aparece en la Biblia.

 

El número 666 se ha convertido en algo muy prominente en nuestros días, probablemente para hacer que la gente se familiarice con este número y operar desde su simbolismo, eliminando las connotaciones malignas que posee la cifra.

 

Una vez que una versión primitiva de chip subcutáneo haya sido implantada seremos presos de un sistema que no permite extraer los chips a voluntad (recordemos el peligro de que puedan romperse en el interior o por extracción defectuosa) por lo que estaríamos obligados a implantarnos una versión de chip cada vez más tecnológicamente avanzada, con funciones más complejas que permitieran en un futuro no tan lejano controlar por completo todas nuestras decisiones, pensamientos, deseos y acciones.

 


Sin dejar de lado cualquier otro peligro que corra la humanidad, y hay una larga lista) éste sin duda, me parece el más despiadado; una vida humana dominada por las consignas enviadas a miles de millones de chips por medio de control remoto desde los órganos de poder.

 

Y es realmente sorprendente, que un libro, lo escribiera quien lo escribiera hace cientos de años, dijera tan claramente lo que está por venir, casi sin lugar al simbolismo, literalmente como estaba previsto.