Judaísmo
Ser judío
Judaísmo
El Judaísmo (Vídeo)
Origen
Cronología
Segundo Templo (Vídeo)
Odio a los judíos
Bautismo
Antisemitismo
Nuevas mentiras
B'nai B'rith
Población Judía Mundial
Sionismo
¿El Holocausto, sionista?
La Solución Final
La guerra de los Seis Dias
Notícias de Israel
El Códice de Aleppo
Jewish Colonization Association
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail
 Codex Aleppo

 

 

El Codex Aleppo o Códice de Alepo (en hebreo: כֶּתֶר אֲרָם צוֹבָא, Keter Aram Tsova) es el mas antiguo y completo manuscrito del Tanaj , confeccionado por el respetado erudito masoreta Aaron ben Moses ben Asher.

 

Datado de 930 d.C., cerca un tercio de él, incluye casi toda la Torá. Se lo considera el manuscrito original de mayor autoridad masoreta , que según la tradición familiar, estas Escrituras Hebreas fueron preservadas de generación en generación. Así el Códice de Alepo es visto como fuente original y la mayor autoridad para el texto bíblico y los rituales judíos. Este probó haber sido el texto más fiel a los principios de los Masoretas.

 

El Códice de Alepo tiene una larga historia de consultas por las autoridades rabínicas. Los estudios modernos lo muestran como la más exacta representación de los principios masoréticos que pueden ser encontrados en todo el manuscrito, conteniendo poquísimos errores entre los millones de detalles ortográficos que componen el texto masorético.

 

Las consonantes usadas en el Códice fueron recopiadas por el escritor Shlomo ben Buya'a en Israel,  el año 920. El texto fue vocalizado con puntos concordantes con el estilo masorético por Aaron ben Moses ben Asher. Ben Moses fue el último y mayor miembro prominente de la dinastía de Ben-Asher, que dio forma a la versión más exacta de la Masora y, consecuentemente, del Tanaj.

 

El Códice de Leningrado, que data aproximadamente al mismo tiempo en que el Códice de Alepo, fue reivindicado ser una obra escrita por Ben-Asher.

 

El Códice de Alepo fue el manuscrito usado por el rabino y académico Maimónides (1135-1204) cuando estableció los parámetros exactos para la escrituras de los rollos de la Torá, de Hilkhot Sefer Torah (“las leyes de los rollos de la Tora”.) en su Mishneh Tora.

 

En la actualidad se realiza una búsqueda en cuatro continentes para encontrar las páginas perdidas de uno de los textos religiosos más importantes del mundo: una Biblia en hebreo de mil años de antigüedad conocida como El Códice de Aleppo.

 

Los cruzados se apropiaron de esa Biblia para exigir rescate, el fuego casi la destruyó y según una versión, fue contrabandeada a través de las fronteras de Medio Oriente oculta en una lavadora. Pero en 1958, cuando la Biblia llegó finalmente a Israel, 196 páginas habían desaparecido, alrededor de un 40 por ciento del total. Para algunos estudiosos del Antiguo Testamento, esas páginas desaparecidas se han convertido en una especie de santo grial. (Según la mitología cristiana, el Santo Grial es el plato o copa usado por Jesús en la Última Cena, del cual se dice que posee poderes milagrosos).

 

Investigadores que representan al custodio del manuscrito en Jerusalén dicen que tienen algunas pistas sobre parte de las páginas desaparecidas, y que se hallan cercanas al objetivo de completar en su totalidad el manuscrito.

 

El Códice de Aleppo tal vez no sea tan famoso como los Manuscritos del Mar Muerto. Pero para muchos eruditos, es inclusive más importante, pues es considerado la edición definitiva de la Biblia judaica.

 

La clave para encontrar las páginas perdidas podría radicar en la diáspora de judíos que se radicaron en Aleppo, Siria, donde el manuscrito fue guardado durante siglos en un arcón de hierro de una sinagoga.

 

Un punto crucial en su historia se registró tres días después que las Naciones Unidas aprobaron una resolución en 1947 aceptando la creación del estado de Israel. Una turba siria, indignada ante la resolución, quemó la sinagoga hasta los cimientos. Los judíos de Aleppo rescataron el Códice, pero en los años siguientes la comunidad, integrada por unas 10.000 personas, se vio obligada a abandonar Siria, rumbo a diferentes partes del planeta.