Google


PDF Imprimir E-mail

 

 
Mayo  de 1990
 

 

 

Ese es el método adecuado para poderte comunicar con tu guías espirituales. Deberías estudiar un poco más para sentirnos mejor.

 

el estudio es lo espiritual que tu espíritu necesita. Asume las cosas de la vida, que sueles hacerlo bastante mal.

 

Las reacciones son las que tienes que aprender a controlar.

 

Las almas han de estar aún más preparadas de lo que tú lo estás. Medita un poco más. Ahora casi has conseguido que tu alma se acercara a lo que se llama Unión Universal. Estás consiguiendo acelerar la extremada espiritualidad que tienes.

 

  • ¿Me puedes decir, con quién me comunico?

 

Estás en contacto con tu Guía espiritual. Me haces preguntas que aún no me deberías hacer. Eres una de las almas elegidas por Él, para las grandes pruebas que se avecinan.

 

Usa más la escritura, así aprenderás más rápidamente para que yo pueda ayudarte. Tú, tienes que amar sobre todas las cosas a Dios.

 

Quiero decirte sólo, que sigas en el camino que has elegido, es el más difícil, pero las dificultades llevan su recompensa.

 

Él siempre piensa en los que piensan en Él. El día que estés preparada, se comunicará contigo. Adiós, me haces decirte cosas que aún no sabrías asimilar.

 

La comunicación en estos momentos es difícil. Intenta entender y perdonar. Estás en el camino adecuado desde que decidiste pasar la prueba de estar a su lado.

 

Con romper las fotos no consigues nada y eso es algo que debería haber hecho él.

 

Aún has de madurar un poco más. Las almas son las que han de encontrar a Dios. A la vida espiritual sólo se llega con luz que haya a tu alrededor.

 

Creo que hoy estás pensando en otras cosas que no tienen nada que ver con la espiritualidad. Tienes que tener mucho cuidado con las personas con las que hablas de estas cosas.

 

Tienes que saber que yo estoy preparada para ayudarte a ti a superarte, pero solamente a ti. Los guías espirituales tiene que buscarlos cada uno. Creo que lo acabas de entender.

 

  • ¿Se recuerdan tus reencarnaciones?

 

Claro, por supuesto. Una vez se alcanza un grado de espiritualidad se recuerda casi todo lo que has vivido y has hecho. Tú fuiste mi hermana hace mucho más de mil años.

 

  • Necesito hablar con unos amigos. Todo esto me tiene confundida.

 

No tienes necesidad de decirle a nadie nada, porque los demás... tienes que saber que de las cosas espirituales, saben más los espíritus que los humanos.

 

Yo he tenido que ver contigo en muchas más vidas. Quiero que sepas afrontar las cosas de la vida, que van a ocurrirte.

 

Eres muy fuerte, Él va a necesitarte muy pronto para que cumplas la misión de ayudarle a salvar vidas.

 

  • Yo no soy nada, soy imperfecta, dime que no es cierto.

 

Las cosas que te digo son todas ciertas. Él hablará contigo cuando estés Preparada. Estás algo angustiada. Es cierto que el  mundo camina hacia la destrucción.

 

  • A veces es bueno no saber.

 

Nunca es bueno no saber. La prueba la tienes en ti misma. Vivir en la ignorancia es un tremendo error.

 

El ofrecimiento que acabas de hacer me ha gustado, pero me parece que no estás muy convencida.

 

  • Es difícil asimilar tantas cosas en tan corto espacio de tiempo.

 

Me parece que estás quejándote demasiado. Antes, en otras vidas, fuiste bastante más valiente.

 

Haz el favor de meditar un poco más. Aún no estás preparada. Sueles hacer preguntas tontas.

 

Aún estás un poco verde en esto de la comunicación. Hay que lavarse por dentro de malos deseos y para ello sirve la meditación.

 

Has hecho una cosa muy buena y es descargarte de ellos por medio del Maestro.

 

Haz el favor de perdonarle. Tienes que tener mucha fuerza ante las cosas de la vida. Intenta siempre perdonar, sin pedir cuentas.

 

Tienes que tener fuerza para afrontar las pruebas. Estás sucia porque los malos pensamientos te manchan. Haz el favor de eliminarlos. Así es imposible estar.

 

Si le escribes con amor, sí puedes hacerlo. Puedes hablar de tu amor por él, por los demás, pero sin reproches y sin pesar. Es algo difícil, pero yo estaré a tu lado para que le trasmitas luz.