Google


PDF Imprimir E-mail

14 de Agosto 2006

 

 

  • Que grandes son tus obras Señor. Tú y solo Tú eres Santo y mi alma se regocija en Ti. Solo Tú das entendimiento a mi mente. Tú me llenas de vida, Señor.

 

Grandes son aquellos que arrastran detrás de si sus debilidades y arden de amor por Mí. Si la vida les resulta insoportable buscan en el cielo las señales de Mi Presencia.

 

A los poderosos no les importa arrastrar sus yugos, son felices en su opulenta muerte, en sus vanidades pasajeras y son débiles en todo, en los cuerpos y en los espíritus. Son seres para engendrar muerte.

 

Los que arrastran sus fragilidades y apuntan con sus ojos al cielo, son los llamados a ser fortalecidos en el cuerpo y en el espíritu, y elegidos para la vida.

 

La verdadera vida de la Región celestial en donde el gusano nada roerá, ni la insidiosa alimaña puede atacar, ni la carcoma destruir.

 

Sus cuerpos y sus espíritus son gloriosos, son cuerpos de Luz hechos a imagen y semejanza del Hijo original.

 

Cristo, María es un Ser y a la vez es un Ideal Arquetípico que forma y modela seres de Luz, que….

 

No está permitido que sigas escribiendo.

 

Piensa por un instante que se abre una puerta para tu mente a donde vas a recibir La Palabra, y tu mente traspasa un velo que oculta cosas. No puedes revelar todo lo que oyes, ni puedes enseñar todo lo que ves.