Google


PDF Imprimir E-mail

 
LA VERDAD OS HARÁ LIBRES
 

 


 

Es a medida que vayas integrándote en tu Ser, que irás encontrando los  puntos de apoyo que te brindan los demás.

 

No has de cuestionarte saber quien tiene o no razón sobre La Verdad, ni siquiera has de comparar verdades, porque lo realmente importante es seguir una, respetando las verdades de los demás.

 

La Verdad es la Luz que alumbra el Camino, y quien la sigue no se perderá.

 

No es necesario formar grupos de seguidores de una única verdad porque estarán en discordancia con otros grupos.

 

La Verdad hay que trasmitirla por medio de comunicaciones, libros o escritos impersonales, para no fomentar la atadura a la verdad de nadie, para no aprisionarla, para no catalogarla.

 

La Verdad hay que hacerla libre y no esclava; global y no particularizada. Así, cuando la Verdad sea vivida por cada hombre no pertenecerá más que a  cada uno de los hombres, pero no se la atribuirá ninguna Entidad, Grupo o Iglesia.

 

Es la Verdad la fuente de donde mana la Vida. El fruto del árbol. La manzana que te brinda el alimento. La Verdad es la incógnita de tu existencia.

 

Únicamente puedo revelarte esto: Solo una Verdad puede ser demostrada. solo Una realizada: la tuya, y esto conseguirás hacerlo, desde tu individualidad.

 

La Verdad única, indestructible e indisoluble, es la del Uno.

 

Sonarán a menudo palabras mediocres con visos  de verdad y te darás cuenta muy tarde  de que eran falsas. solo la Verdad es reconocida como tal cuando es el corazón quien la oye, quien la comprende.

 

cuando se une la realidad de la palabra con el sentimiento de veracidad que está en el fondo de él.

 

La Verdad es Palabra siempre, porque define la realidad de una existencia, porque delimita una concepción o porque expresa una certeza, siendo LA PALABRA: la verdad.