Mariam di Civitas Murata
María
Introducción
Comienzo
Continuación
Continuación (2)
Resumen
Resumen (2)
Estas sufriendo de dolor egoísta
Ahora vamos a hablar de tu infancia
Miedo y complejos
Auto-crucifixión
Sobre la redención de almas
Rostro en el Éter
Pléyades y Magia
Cuadratura del círculo
Háblame de Dios
Sobre el conocimiento y la sabiduría
La expansión de la consciencia
Solo quiero cantarte Padre mío con mi corazón
Semana de la Pascua
Kabalah y cuerpo atómico
En el Amor no manda más que el corazón
Sobre el Zohar
Sobre la Cruz del Temple
Constructores
Amado Padre
Sobre la Madre - A
Sobre la Sabiduría
Sobre los difuntos
Sobre la Eucaristía
Sobre el demonio
Sobre los falsos Maestros
Sobre el Universo
Sobre Cristo y la inmortalidad
Sobre el Reino
Sobre la Ramera
Sobre las almas gemelas
Diferencia con un medium
Sobre la manipulación
Sobre la Iglesia
Y el Espíritu del Señor
Y así dice el Señor
El Adviento
Sobre las leyes del Karma
La Presencia santificante
Sobre el Hijo original
Manifestación
Sobre la fe
Sobre la pecadora
Volver a Inicio
PDF Imprimir E-mail

17 de Abril 2.004

 

 

 

 

  • Paz y Amor Maestro ¿podemos hablar?, gracias Señor mío.

 

 

Paz y Amor amada M. vamos a seguir hablando de las formas del demonio.

 

Cuando un hombre abre su consciencia a éstas formas está dejando que en su mente se instale el pensamiento del mal, que proviene de ellas. La mente es como un lienzo en donde el artista imprime aquello que desea, en ese lienzo se recogen las formas de la muerte, el dolor, el hambre, la sed, las catástrofes, en fin, todo aquello que forma parte de la vida en la Tierra.

 

Estas desgracias e infortunios el hombre las imagina provenientes de los poderes oscuros y por eso la mente le proporciona, el vehículo mental de manifestación.

 

Así mismo cada Pecado Capital tiene también su representación, la concupiscencia, la ira, la gula, la soberbia, la pereza, etc.…tienen rostro, mirada, gesto y actitud.

Estas serian las energías que tomando el vehículo de la mente se proyectan en el mundo astral que es realmente el mundo de los sentimientos.

 

Aunada la forma mental generada por los contratiempos e infortunios con la energía de los sentimientos y deseos desatados, es cuando aparecen realmente las formas demoníacas atosigadoras de una humanidad olvidadiza de las Leyes.

 

 

  • Señor ha sido increíble lo que acabo de comprender. Sigue Señor mío, Maestro mío.

 

 

Las energías que en ese instante existen en el Astral son las que atacan y se desencadenan sobre vosotros. De entre todas, la mas representativa es la Soberbia, mas esta actuando de manera gravísima la “forma” de La Ramera, esta es la forma esgrimida por la oscuridad para manifestar su poder sobre la Luz, mas,  sinceramente puedes creerme, que son formas similares a las que se encontraría un joven luchando contra un gigante de paja, en apariencia es destructora mas en esencia es como humo, mas mientras eso no se comprenda, esteréis sometidos a su poder.

 

¿Recuerdas la tentación a la que se dice fui sometido?

 

La soberbia, el orgullo y la seducción por la riqueza, porque estas son las señales que tiene el camino hacia Dios como más evidentes, pues son como humo, son desvanecidas cuando se comprende como ataca a la conciencia, la oscuridad.

Rechazar la tentación es vencerla y saber que más que una fuerza ajena a uno mismo, es de uno mismo. Así me probó la fuerza que en Mi podría haberme sometido, mas apartándola de Mi, no volvió contra Mi.

 

 

  • Señor ¿pero y los que creen en el demonio?

 

 

Pero hija mía ¿no comprendes que si creen en el demonio es porque no creen en verdad en Mi? Mira, no se puede servir a dos señores o sé es hijo de la Luz o sé es servidor de la oscuridad, y no hay mas.

 

Quien cree en Mí, no puede dar pábulo a la mentira, y el demonio es mentiroso. Así quien cree en el demonio no puede en verdad llamarse Hijo mío.

 

En medio de la Luz no existe más que el amor, ama y el rostro del demonio  desaparecerá como humo.

Ama y perdona y así en cada acto del amor tú estarás en la Luz y nada tendrá poder sobre ti, excepto Yo el Señor.

 

 

  • Padre mío, Maestro mío, lo mismo piensan que esto que escribo es fruto de la oscuridad. Sino puedo demostrar que eres Tú ¿Por qué no tienen derecho a pensar que estos escritos no sean producto de esa fuerza que me pueda atacar a través de la soberbia y el orgullo?

 

 

Es cierto, cada uno puede pensar como le parezca, pero el que crea que esto es fruto de un contacto con la oscuridad, ya está demostrando de qué lado está. Porque la Luz será siempre rechazada por las tinieblas. Si las tinieblas hacen eso contigo es porque eres portadora de la Luz, sino, no lo harían.

 

Así que sonríe, porque si te rechazan es solo porque son, hijos de la sombra.

 

 

Paz y Amor.