Cristianismo
Cristianismo primitivo
Raíces hebreas
¿Religión o mentira?
Cristianismo y Qumran
Jesús de Nazareth
Contradicciones
¿Existió Jesús?
Concilio de Elvira
Constantino El Grande
Concilio de Nicea
El rompecabezas de Jesús
¿Jesús en Cachemira?
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail

Raíces hebreas

 

Escrituras Kadoshim

 

XptoLa palabra que debemos utilizar en vez de Santo/a es Kadosh que significa apartado/a, Kadoshim en plural.

 

En el libro de Bereshit (Génesis) 13:14-16 YAHWEH, nuestro Padre, le dice a Abraham que su descendencia será como el polvo de la tierra. Esta misma promesa se la repitió en varias ocasiones, unas veces diciendo que su descendencia sería como las estrellas del firmamento y otras como los granos de arena en la orilla del mar, a Abraham, a Yitzjak (Isaac) y a Yaakov (Jacob), Bereshit 17:4-5; 26:4; 48:19, y muchos otros. Yahweh le dijo que esta descendencia llenaría el mundo, o sea que serían millones y millones de personas. Los hijos de Yaakov fueron los patriarcas de las doce tribus de Israel. Estas doce tribus recibieron la Torah de Moshe (Moisés) en el Monte Sinaí, la cual prometieron guardarla por todas las generaciones. Ahora bien, el pueblo Judío sólo conforma a los descendientes de la tribu de Yahudáh (Judá). Entonces, ¿qué pasó con todas las otras tribus?

 

Los libros 1 y 2 de Reyes y 1 y 2 de Crónicas nos dicen que Israel, por el pecado de Shlomó (Salomón), fue cortado, dividido, una parte, que eran diez tribus, fue el reino del norte o Israel, también llamado Efrayim o José con su capital en Shomron (Samaria). La otra parte era el reino de Yahudáh (Judá) con su capital en Yerushalayim (Jerusalén) que eran las tribus de Yahudáh, Binyamin y la tribu de Levi. De aquí en adelante, hasta nuestros días Las Escrituras le llaman la casa de Yahudáh (Judá) y la casa de Israel o Efrayim.

 

Trataremos con la casa de Israel o Efrayim. Israel, por su constante desobediencia a la Torah, fue llevada cautiva hacia Asiria, pero ellos nunca regresaron a la Tierra de Israel, sino que se esparcieron por todo el mundo, y la mayoría de nosotros que hemos salido de la iglesia cristiana y muchísimos católicos somos descendientes de las diez tribus del reino del norte o Israel. Todas las personas que han recibido al Mesías, que guardan la Torah, muestran sus frutos y tienen confianza con llenura de fe lo admitan o no, son Israel físico y espiritual, ciudadanos de Israel, y así dicen las Escrituras. Por esto es imprescindible que conozcamos las raíces hebraicas de nuestra fe.

 

En el primer libro del Pacto Renovado (Nuevo Testamento), el libro de Mattityah (Mateo) leemos que la genealogía de Yahshúa (Jesús) es judía por cuarenta y dos generaciones. Solamente hay cuatro personas que no eran judíos. Cuatro mujeres las cuales son: Tamar, Rajav, Rut, la esposa de Uriyah (Bat-Sheva), éstas no eran Judías y la otra mujer que se menciona es Miryam, la madre de nuestro Adón, que sí era Judía. En el caso de Rut creemos que ella se convirtió en judía cuando dijo: "Tu pueblo será mi pueblo y tu Elohim será mi Elohim." (Rut 1:16) En las genealogías Judías raramente se incluyen mujeres y en la de Yahshúa se incluyeron cinco y de las cinco cuatro eran Goyim (Gentiles). ¿Por qué será esto? ¿No será para indicarnos desde su propio nacimiento lo que Shaúl (Pablo) nos dijo más adelante? "28 ya no hay ni Judío ni Gentil; ni esclavo ni libre; ni varón ni hembra; porque en unión con el Mashíaj Yahshúa vosotros todos sois uno. 29 También si vosotros pertenecéis al Mashíaj, sois simiente de Abraham y herederos de acuerdo a la promesa." (Gálatas 3:28-29; todas las citas son de la traducción Israelita Mesiánica del autor.) En otras palabras todos los que hemos recibido al salvador Yahshúa somos Israelitas, porque somos hijos de Abraham, y Abraham es el padre de los israelitas y de la mayoría de las naciones. Muchos niegan esto, pero esa es la palabra de Elohim y no tiene discusión.

 

Después podemos ver que el ángel le dijo a Yosef: "Yosef, hijo de David, no tengas temor de llevarte a Miryam a tu casa como tu mujer; porque lo que ha sido concebido en ella, del Ruaj HaKodesh es. 21 Ella dará a luz un hijo, y tú le llamarás Yahshúa, que quiere decir "YAHWEH salva", porque Él salvará a su pueblo de sus pecados."; a propósito el nombre de su madre es Miryam, el nombre de María no es un nombre judío y la madre de Yahshúa era judía. Yahshúa es el Nombre de nuestro Salvador y es el que debemos utilizar. Si quisieran traducirlo se llamaría en español "YAHWEH es Salvación". Cuando Yahshúa tenía ochos días de nacido se le hizo la circuncisión y después lo llevaron al Templo para consagrarlo a YAHWEH, como a todo niño Judío. "21 Al octavo día, cuando era el tiempo para su brit-milah, esto es, el pacto de la circuncisión, le fue dado el nombre de Yahshúa, que es como el ángel le llamó antes de su concepción. 22 Cuando llegó el tiempo de la purificación, de acuerdo a la Torah de Moshe, le trajeron a Yerushalayim para presentarlo a YAHWEH. 23, tal como está escrito en la Torah de YAHWEH: "Todo primogénito varón será consagrado a YAHWEH", 24 y también para ofrecer los sacrificios." (Lucas 2:21-24).

 

En las biblias que abundan en el mercado hoy día se le llama “maestro” al Rabino Yahshúa, pero maestro es un término muy mal traducido, por supuesto, Rabino suena muy judío, porque maestro puede ser cualquiera que enseñe algo como matemáticas, inglés, geografía, etc., en cualquier lugar del mundo. Pero Rabino es una persona que enseña la Torah; que enseña todos los preceptos religiosos a los israelitas. Seguro que no podemos encontrar ningún Rabino musulmán o católico. Por eso mismo extirparon la palabra de la Biblia. Más de sesenta veces se le llama Rabino a Yahshúa en las Escrituras.