Mariam di Civitas Murata
María
Introducción
Comienzo
Continuación
Continuación (2)
Resumen
Resumen (2)
Estas sufriendo de dolor egoísta
Ahora vamos a hablar de tu infancia
Miedo y complejos
Auto-crucifixión
Sobre la redención de almas
Rostro en el Éter
Pléyades y Magia
Cuadratura del círculo
Háblame de Dios
Sobre el conocimiento y la sabiduría
La expansión de la consciencia
Solo quiero cantarte Padre mío con mi corazón
Semana de la Pascua
Kabalah y cuerpo atómico
En el Amor no manda más que el corazón
Sobre el Zohar
Sobre la Cruz del Temple
Constructores
Amado Padre
Sobre la Madre - A
Sobre la Sabiduría
Sobre los difuntos
Sobre la Eucaristía
Sobre el demonio
Sobre los falsos Maestros
Sobre el Universo
Sobre Cristo y la inmortalidad
Sobre el Reino
Sobre la Ramera
Sobre las almas gemelas
Diferencia con un medium
Sobre la manipulación
Sobre la Iglesia
Y el Espíritu del Señor
Y así dice el Señor
El Adviento
Sobre las leyes del Karma
La Presencia santificante
Sobre el Hijo original
Manifestación
Sobre la fe
Sobre la pecadora
Volver a Inicio
PDF Imprimir E-mail
 

 

  • Es muy duro todo lo que estoy viendo pasar ante mí.

 

Aún verás cosas mas duras, pero no te preocupes: AMBAS SOMOS LAS MISMAS.

 

  • Por favor, únete a mí, seamos como antes. Deja que esa fuerza de sentirme yo me vuelva.

 

Eso es algo que harás en poco tiempo, procura no preocuparte.

 

  • Tengo miedo de vivir siempre en este estado porque siento que en mi no existe fuerza.

 

amada mía, eso es cierto. Tu fuerza es la mente puesta al servicio de ti misma y no tienes ahora mente para identificarte, pero será una bella experiencia porque la Voluntad se manifestará en tu vida.

 

  • Me rebelo a que me juzgues así. He tenido mis debilidades en las decisiones pero siempre he hecho lo que he querido hacer, porque asumo más mis errores que mis aciertos.

 

Escucha, ambas cosas están en ti, pero has de enfrentarte a tus errores. Vas a desnudar a tu mente para dejar testimonio de que el alma, sufre las consecuencias del mal que existe en la Tierra.

 

  • Pero es que aunque no me involucro porque soy espectadora, se que todo es cierto y sufro.

 

ese sufrimiento es válido para que te puedas enfrentar al ser que eres. Tienes muchas cosas para aprender, tienes muchas para recordar y esto que estas haciendo es importantísimo porque el Amor ha sido dañado por culpa de la mente y nunca nadie podrá jamás, a partir de que tus vivencias queden registradas, ignorar la existencia del alma en vuestra vida física.

 

  • Me siento muy mal, porque no tengo medios para vencer mi sentimiento de culpabilidad.

 

Estas enseguida quejándote, enseguida te vienes abajo. No has de sentirte culpable, sino: JUSTA.

 

  • No he podido evitar nada de lo ocurrido ¿porque no lo hiciste tú?

 

Porque no podía. Yo solo preciso vivenciar y para ello preciso, mente, sentidos, palabras y sentimientos. Pero los ojos comienzan a ver y a leer, los oídos a oír, los dedos a tocar y en la mente se empiezan a generar pensamientos que poco a poco van contrarrestando al sentimiento. El mundo mental del Planeta esta dañado. ¿Como ibas tu a evitar dañar tu mente? Pero Yo Soy un alma con un fuerte espíritu y a mayor espíritu más fuerza mental y más inconvenientes. tus luchas siempre han sido muy fuertes porque se enfrentaban constantemente dos fuerzas poderosas. Has caído siempre hasta tocar fondo y siempre te has remontado, tu signo Escorpión es significativo de tus condicionantes tanto buenos como no.

 

  • sigo insistiendo en lo mismo de hace dos años ¿porque yo? ¿Por qué a mí? ¿Por qué me suceden cosas que no veo que sucedan a nadie? ¿Por qué de todas mis amigas tuvo que morir mi padre? ¿Por qué de todas mis amigas tuve que quedar embarazada? ¿Por qué de todas mis amigas tuve que ser yo la que viviera esta experiencia?

 

Eso es cierto, jamás fuiste importante más que para ser compadecida. No te rebeles contra la compasión ¿No ves que tu problema es ese? No soportas ni la compasión ni la resignación.

 

  • Pues es cierto. No lo soporto. Lo siento, pero algo dentro de mí se revuelve.

 

Eso es lo que analizaremos mas adelante, aun estás poco preparada para enfrentarte a ello, pero tu venida aquí a la manifestación tuvo su motivo en esas dos palabras.

 

  • Yo, a cambio de esas dos palabras prefiero la rebeldía y la libertad.

 

La rebeldía nunca te ha dejado ser libre, fue la causa de no enfrentarte a tu resignación, ha sido la causa para evitar el dolor. rompiste moldes, esquemas, poniéndote la careta de rebelde para evitar sufrir, para ser fuerte y eso te lo dio tu agresividad. Tu violencia  te dio el hacer daño antes de que te lo hicieran a ti. Siempre guardabas esos “ases” en la manga y eso te daba fuerza para romper situaciones, hasta que llegaste a tu marido y ante la imposibilidad de practicarlo por la presión que Yo ejercí en ti para permanecer a su lado, no te quedó mas remedio que aprender a la fuerza, para restituirme lo que me había quitado tu ser externo por medio del dolor, más tu ser externo jamás tomó la iniciativa de aprender, por eso se rebela contra la parte física, mas todo se solucionará.

 

  • En mis momentos más difíciles, más trascendentes, jamás ha habido nadie a mi lado. Siempre me las he ventilado sola.

 

Esa es una prueba fehaciente de que no necesitas a nadie, nunca lo has necesitado porque nunca lo buscaste. No quisiste jamás ayuda, tu tenías las espaldas muy anchas ¿recuerdas cuantas veces lo has dicho?

 

  • Es que yo me crezco ante las dificultades.

 

Exacto. Tienes valentía y coraje para soportar lo que te venga, pero eso es siempre Voluntad pura, mas nunca la ejercitaste para decir: basta,  a tus decepciones.

Has ido siempre buscando el amor en libertad. siempre el amor y siempre la libertad y nunca has encontrado la libertad hasta ahora y nunca  hasta ahora,  has vivido el amor.

 

  • No quiero ataduras a nada ni a nadie. Lo que he conseguido me ha costado mucho trabajo y no quiero perderlo jamás.

 

Eso es magnífico porque sientes lo mismo que Yo. Vive la vida, libre. Vive y siente en cada instante tu experiencia. Vive tus logros. Identifícate con lo conseguido. No te preocupes si los demás aun no lo entienden, ellos están en un punto de su camino y tú en otro. Nunca existe el término mas arriba o mas abajo, solo existen niveles de consciencia y tú ya has tomado consciencia de muchas cosas, aunque te falte la consciencia física y eso se llama aceptación y resignación.