Salomón
La Casa de Egipto
José
La Casa egipcia de David
Moisés y Egipto
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail

Controversia religiosa y la XVIII Dinastía egipcia

 

 

Zarw también era el lugar en donde se encontraba un templo egipcio de Atón. Atón, una forma del dios solar Ra, era conocido desde las dinastías egipcias más tempranas y se había convertido en el favorito de Amenhotep III. Atón también era el origen del apodo más popular de Amenhotep, "el Disco-Solar-Resplandeciente".

 

Debido a que el alcalde de Zarw, Heby, también ostentaba el título de "Mayordomo del Harén de la Esposa Real" de Thutmosis IV, es probable que Amenhotep III hubiese pasado en Zarw al menos parte de su propia juventud y recibido una preparación religiosa bajo la influencia del templo de Atón.

 

El culto del dios sin forma Amón que significa "oculto" o "invisible" y que es el origen del final de las oraciones cristianas, judías y musulmanas – Amén - era el defensor de los faraones de la XVII Dinastía que expulsaron a los Hyksos y reunificaron Egipto. Amón fue establecido como el dios supremo del estado y fue dotado gradualmente de las naturalezas de otras importantes deidades de los egipcios. Durante el principio de la XVIII Dinastía, los rasgos del dios solar Ra, también escrito como Re, también habían sido asimilados. Amón-Ra se había convertido en el "Rey de los Dioses" sin igual, y poseedor de un templo con una administración de miles de personas.

 

A pesar de los esfuerzos del sacerdocio para exaltar a Amón-Ra sobre todos los demás dioses, cada sucesivo faraón de la XVIII Dinastía egipcia se involucraba cada vez más en cultos separados y distintos de Ra, Atón, Ptah y otras deidades veneradas desde tiempos aún más antiguos que el reinado de la Esfinge y de las Pirámides del Bajo Egipto. Thutmosis I construyó una nueva residencia real en Menfis, y desde los tiempos en que era príncipe ostentó los títulos de Gobernador de Menfis y Sumo Sacerdote de su dios Ptah.

 

Mientras todavía era un joven príncipe en Menfis, Thutmosis IV, conocido como el "Rey Soñador" y el faraón que más probablemente elevó a Yuya/José, (Gen. 41:1-37) estaba montando en su carro y se detuvo para descansar al lado de la Esfinge. Thutmosis se durmió bajo la sombra de la Esfinge y tuvo una visión de su dios patrón Re-Herakhty. Le dijo que despejara la arena de la base de la Esfinge, y le prometió que le recompensaría convirtiéndole en el siguiente faraón, aunque no fuese el hijo mayor de su padre Amenhotep II.

 

Cuando Thutmosis IV se convirtió en faraón, despejó la arena de la Esfinge y colocó una estela entre sus patas, manteniéndose todavía en nuestros días, que describía la visión. Thutmosis IV disgustó a los sacerdotes de Amón erigiendo y dedicando un obelisco a Re-Herakhty al lado del templo de Amón en Tebas. ¡Los sacerdotes tendrían el gusto de saber que este obelisco se levanta ahora al lado de la catedral de San Juan de Letrán en Roma! También menospreció al clero estableciendo como Sumo Sacerdote de Amón a un sacerdote de bajo rango. El hijo y sucesor de Thutmosis IV, Amenhotep III, construyó un templo a Atón en Tebas y se reveló en favor de todos los antiguos dioses. de origen tanto egipcio como extranjero.