Locus Codex
El Pez Cristiano
El valle de Edom
Moab
Alejandro VI
Peligro en el Ártico
El LHC y Nostradamus
Hesicasmo
Cerrar ventana
PDF Imprimir E-mail

  

 

 

Millones de toneladas de metano se escapan en el Ártico y ponen en peligro al planeta

 

 

El metano es un gas veinte veces más potente desde el punto de vista del calentamiento atmosférico que el dióxido de carbono.

 

  • Está escapando a la atmósfera desde los fondos marinos del Ártico.
  • Los investigadores creen que en otras épocas el metano ha causado cambios climáticos bruscos y la extinción de muchas especies.
  • Unos científicos que viajan a bordo de un barco ruso afirman tener pruebas de que millones de toneladas de metano, un gas veinte veces más potente desde el punto de vista del calentamiento atmosférico que el dióxido de carbono, está escapando a la atmósfera desde los fondos marinos del Ártico.

 

Estos depósitos masivos de metano encerrado bajo esos fondos marinos suben en forma de grandes burbujas a la superficie, fenómeno que coincide con un calentamiento del Ártico y la desaparición de los bloques de hielo de sus aguas, según una información que divulga el diario británico The Independent.

 

Los depósitos de metano son importantes porque los investigadores creen que su emergencia ha sido responsable en épocas pasadas de rápidos aumentos de temperaturas, cambios climáticos bruscos e incluso de la extinción de muchas especies, señala el periódico.

 

Los científicos que han recorrido a bordo de un barco de investigación ruso toda la costa norte de Rusia han descubierto intensas concentraciones de metano en varias zonas que cubren miles de kilómetros cuadrados de la plataforma continental siberiana. Recientemente han visto la superficie marina bullendo por el efecto de las "chimeneas de metano" que subían desde los fondos marinos.

 

Capas de permafrost

 

Los expertos creen que ello se debe a que se han fundido las capas de permafrost (hielo permanentemente congelado) que impedían escapar el metano de los depósitos submarinos formados antes de la última glaciación.

 

Los científicos temen que la liberación masiva de ese metano podría acelerar el calentamiento del planeta y dar lugar a un círculo vicioso por el cual cada vez se fundiría más permafost y se liberarían mayores cantidades de gas de efecto invernadero.

 

 

AGENCIA EFE 23/09/2008