Salomón
La Casa de Egipto
José
La Casa egipcia de David
Moisés y Egipto
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail
  

La Casa de Egipto

 

INTRODUCCIÓN

 

David y Salomón son retratados en la Biblia como dos de los reyes más grandes de la antigüedad. Sin embargo, no se ha encontrado ningún rastro de su imperio en Palestina. Es un periodo curiosamente perdido del registro arqueológico de la región. Citando del libro, Archaeology of the Land of the Bible (Arqueología de la Tierra de la Biblia), "La Biblia es la única fuente escrita acerca de la Monarquía Unida, y es por consiguiente la base de cualquier presentación histórica del periodo." Hay casi una total carencia de fuentes externas que el arqueólogo Donald Redford, principal experto en la época, escribe frustrado que "tales temas como la política extranjera de David y Salomón, el comercio de Salomón en caballos o su matrimonio con la hija del faraón deben seguir siendo temas para el Midrash y el tratamiento ficticio."

 

Por el contrario, la arqueología ha confirmado los reinados de todos los demás grandes reyes de la antigüedad mencionados en la Biblia, y algunos de los reyes posteriores, reyes menores de Judá e Israel (a saber, Omri, Acab, Jehú, Pecaía, Oseas, Acaz, Ezequías, Manasés, y Ozías). Los eruditos bíblicos conservadores creen que es sólo cuestión de tiempo el que sea encontrada también la evidencia concreta de los reinados de David y Salomón. Como se discutirá, la evidencia concreta para David y Salomón ya existe, y viene del lugar en donde uno menos esperaría encontrarla.

 

Ahmed OsmanAhmed Osman es escritor y autor del libro”Desde Egipto, Las Raíces del Cristianismo al Descubierto”, nació en El Cairo en 1934. Estudió derecho en la Universidad de El Cairo y en los inicios de los años 1960 estuvo trabajando allí como periodista. A consecuencia de las continuas disputas fronterizas entre Egipto e Israel, decidió en 1964 dejar su país y marcharse a Londres para investigar las raíces históricas existentes detrás del conflicto político entre los dos pueblos. Desde entonces ha estado investigando y escribiendo en un continuo intento de reconciliar las historias de la Biblia con la evidencia histórica descubierta por los arqueólogos en los últimos cien años. Sus libros anteriores: Extranjero en el Valle de los Reyes (1987); Moisés, faraón de Egipto (1990); y La casa del Mesías (1992).