Salomón
La Casa de Egipto
José
La Casa egipcia de David
Moisés y Egipto
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail

La casa de Egipto

 

Rey del antiguo Israel (reinó 961-922 aC), segundo hijo de David –rey de Judá e Israel- y Betsabé; último rey de Israel unificado.

 

En la literatura judía y musulmana posterior, Salomón es nombrado como el más sabio. Aparece en un lugar destacado de la historia y de la literatura como constructor del Templo de Jerusalén.

 

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora: Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar y tiempo de hablar; tiempo de amar y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

 

¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana? Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él. Todo lo hizo hermoso en su tiempo; ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin. Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida; y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.”

 

En la Biblia se dice del rey Salomón que, heredó un inmenso imperio conquistado por su padre David que se extendía desde el Nilo, en Egipto hasta el río Éufrates, en Mesopotamia (I Reyes 4:1) (Gén. 15:18) (Deut. 1:7,11:24) (Jos. 1:4) (2 Sam. 8:3) (1 Crón. 18:3).

 

  • Tenía una gran riqueza y sabiduría (I Reyes 10:23)
  • Administró su reino a través de un sistema de 12 distritos (I Reyes 4:7)
  • Poseyó un gran harén, el cual incluía a "la hija del faraón" (I Reyes 3:1) (I Reyes 11:1-3) y (I Reyes 9:16)
  • Honró a otros dioses en su vejez (I Reyes 11:1-5)
  • Consagró su reinado a grandes proyectos de construcción (I Reyes 9:15-19)
  • Construyó El Templo de Jerusalén (I Reyes 6)
  • El Palacio Real (I Reyes 7:2-12)
  • Las murallas de Jerusalén
  • El Milo o Mello -un relleno de tierra hecho para ampliar Jerusalén- (I Reyes 11:27)
  • Las ciudades reales de Meguido, Hazor, y Gezer
  • Las ciudades almacenes, ciudades para sus jinetes y ciudades para sus carros a lo largo de su imperio