Kabbalah
El Precepto
¿Qué es la kabbalah?
Sepher ha Zohar
Shimon Bar Yojai
Moisés de León
Santa María y Gea
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail

 

ZoharEl Sepher ha Zóhar, El Libro de los Esplendores, ha sido llamado con justicia la "Biblia" de los cabalistas. Su porción principal es la forma de un comentario sobre el Pentateuco de acuerdo a su división más moderna. Su título Zóhar (luz, resplandor) es obtenido de las palabras del Génesis 1:3 ("Que haya luz") con la exposición de las cuales comienza.

 

Significativamente, al mismo tiempo se intenta ocultar los escritos kabalísticos, para que los que sientan la necesidad los busquen y descubran por sí mismos; en una palabra a Dios hay que descubrirlo.

 

y la señalización de una nueva era en el estudio de la Kabalá. Que este material hoy este aqui, al alcance de la mano es prueba de ello.

 

Lea simplemente las palabras del Zóhar en arameo, un idioma que se hablaba en los tiempos bíblicos. De acuerdo con la tradición, según lo enseñado por los Sabios a través de las generaciones, leyendo las palabras de este Sefer Santo Zóhar trae una conexión espiritual a nuestra alma.


Lea simplemente las palabras hebreas hacia fuera en voz alta si conoce el hebreo o si no conoce el idioma, repase con la mirada de izquierda a derecha y su alma cambiará de alguna manera , pues su alma conecta con lo curativo y las energía espirituales. Es un regalo del Creador para los Seres Humanos.

 

La Kabbalah nos enseña que el universo no comenzó con un átomo o con una partícula subatómica, si no más bien, con un pensamiento de Dios. Este pensamiento de creación veía un mundo en el cual todo ser humano disfrutaría felicidad absoluta y plenitud, libre de cualquier tipo de caos o dolor. Esta es la intención y el deseo del Creador.



Para que nosotros podamos manifestar plenitud completa necesitamos evolucionar para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Necesitamos borrar la negatividad y sustituir la Luz por la oscuridad en nuestros pensamientos, sentimientos y acciones. Es por este propósito que las enseñanzas y herramientas de la Kabbalah les fueron dadas a toda la humanidad: y la más grande de todas estas herramientas es el Zóhar.

 

El Recurso más Elevado de Conexión


Físicamente, el Zóhar es un libro, un comentario de la Biblia, estructurado como una conversación entre un grupo de amigos, eruditos y maestros espirituales. Pero la realidad expansiva y el poder del Zóhar transcienden los límites del mundo físico. Zóhar en hebreo significa “esplendor” o “destello,” y el Zóhar en verdad es un recurso ilimitado de la brillante Luz espiritual. Como explican los Kabbalistas, al simplemente estar en posesión de un Zóhar traemos poder, protección y plenitud a nuestra vida. Por lo tanto, al escanear las páginas en el lenguaje original o al estudiar la traducción, se establece una conexión profunda a la Luz del Creador. Al llegar a tener una intimidad y entendimiento del Zóhar, nuestra conciencia se profundiza y se expande. Espiritualmente, nosotros crecemos y evolucionamos. Nos convertimos en lo que debemos de ser para poder obtener la felicidad y plenitud que Dios quiere para nosotros. El Zóhar es como un espejo en el cual nosotros podemos ver nuestras propias intenciones y expectativas.



Hay algunos que describen al Zóhar como siendo solo otro texto “espiritual” más, o un objeto mas para el estudio académico. Ellos encontrarán que el Zóhar es difícil y muchas veces hasta intimidante, pero en verdad lo que encuentren esta predeterminado por lo que empezaron buscando. En contraste, las mentes más brillantes en la historia han encontrado iluminación y sabiduría entre las hojas del Zóhar. Desde Pitágoras en la Grecia antigua, a Isaac Newton in el siglo XVII, a los arquitectos de la física moderna y la biología de la era moderna, todos estos eran estudiantes de Kabbalah y del Zóhar y se conectaron encontrando en su camino entendimiento e información.



En un nivel personal y práctico, el Zóhar no solo revela principios espirituales que nos pueden ayudar en nuestras vidas diarias, sino también nos da el poder para poner esos principios en práctica. Esto se produce en todas las áreas de nuestras vidas incluyendo relaciones, trabajo espiritual, inclusive nuestros negocios y carreras.