Orden del Temple
La Historia Secreta
Criterio
Las Formaciones Cenobitas
Císter y el Temple
Montserrat Robreño
Puertos Templarios
Castro del Río
La Tercia
Llamamiento
Vídeo del Temple
El Pergamino de Chinón
La Reliquia
Corporaciones-Rol
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail

 

TerciaEn la estructura orgánica de la Orden del Temple, La Tercia, o Preceptoría, fue la unidad básica y se formaba con un mínimo de tres Hermanos.


Bajo la tutela y responsabilidad de cada Hermano había otras personas, Escuderos (postulantes menores), Sargentos (postulantes mayores) y los sirvientes que eran contratados, o que voluntariamente se apegaban a los Caballeros.

 

La fama de creación de riqueza y de buen trato dado a los subordinados, por parte de la Orden del Temple, era tal, que en plena época feudal y de vasallaje, la pugna por situarse junto a estos, y estar a su servicio, era grande.


¿Derivará el nombre de la calle La Tercia del establecimiento o estancia de la Orden en nuestro pueblo? Se puede pensar que si, y si alguien tuviera datos que nos hicieran pensar otra cosa, sería bueno conocerlos.


¿Podrían haber tenido su sede, su cuartel, en esa calle? Se sabe que en torno a cada Caballero solía formarse un grupo de hasta diez personas, por lo que si en Castro del Río se creó una Tercia de tres, cuatro, o cinco Caballeros, el grupo humano pudo ser considerable, de entre treinta y cincuenta personas.


Cuando el número de Caballeros llegaba o superaba a nueve, la estructura pasaba a ser una Encomienda, y si de estas había tres o más cercanas entre ellas, territorialmente se agrupaban en una Bailía o Bailiazgo. Por encima estaba el Priorato, y en la cúspide el Priorato Magistral.


En España hay pueblos, barrios, comarcas y sierras que llevan La Tercia como parte del nombre y que son claramente Templarios: Golpejar de la Tercia; Millaró de la Tercia; Poladura de la Tercia; Rodiezmo de la Tercia; San Martín de la Tercia; Velilla de la Tercia; Ventosilla de la Tercia, Villanueva de la Tercia; (...) barrios como el de la Tercia, en León; comarcas cómo La Tercia del Camino, o sierras como la de La Tercia. Pero no están en Andalucía, sino bastante más al norte.


Sabemos que los lugares donde se asentaron o situaron los Templarios no fueron elegidos aleatoriamente,* y es coherente pensar que si entre los muchos territorios tomados por Fernando III en sus campañas, la Orden del Temple eligió Castro del Río para asentarse, alguna razón de peso debió tener.


En el lenguaje popular de nuestro pueblo se suele utilizar la palabra “tercio”, o “tercia”, para enaltecer, elogiar, resaltar, ... las cualidades, capacidades o aptitudes de las personas.


A quien destacaba por fuerte, es un ejemplo, se le añadía que era “un buen tercio” cuando de esa cualidad se hablaba, y lo mismo se hacía cuando alguien sacaba buenas notas en sus estudios, o era capaz de beber mucho sin doblar, etc., etc.


He dado muchas vueltas por España, pero la utilización de esta palabra en esos contextos, sólo la he escuchado en nuestro pueblo.