Orden del Temple
La Historia Secreta
Criterio
Las Formaciones Cenobitas
Císter y el Temple
Montserrat Robreño
Puertos Templarios
Castro del Río
La Tercia
Llamamiento
Vídeo del Temple
El Pergamino de Chinón
La Reliquia
Corporaciones-Rol
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail

 

A LA BÚSQUEDA DE LA HISTORIA Y HUELLAS  TEMPLARIAS EN CASTRO DEL RIO

 

En la revista Andalucía en la Historia de Abril de 2004, apareció un artículo de cinco páginas firmado por Juan Eslava Galán con el título Los Templarios en Andalucía.
En ese artículo se cita Castro del Río como uno de los lugares donde esta Orden estuvo establecida.


Hace años descubrí que la Orden del Temple era mucho más de lo que los libros de texto y la historia oficial nos cuentan, y que su repercusión e importancia en la Historia de la Humanidad había sido enorme. Pero era la primera vez que me presentaban una relación directa Templarios-Castro del Río.


A lo que en el artículo se dice solo puedo añadir que en la iglesia de la Asunción quedan símbolos Templarios, y la respuesta que me llegó de la asociación Enclaves Templarios de España, a mi pregunta sobre la información que pudieran darme sobre el Temple y Castro del Río.


La respuesta desde Enclaves Templarios  fue: “Sí, se cita Castro del Río (Córdoba) en un documento, para ser mas concreto, una citación o censo, ordenada por el obispo de Toledo, Gonzalo Díaz Palomeque, donde se citó a comparecencia a los Templarios del Reino de Castilla, en Medina del Campo, en abril del año 1310. Este documento se encuentra archivado en el Archivo Histórico Nacional, en la sección de Ordenes Militares, 567-15.”


En mi búsqueda he tropezado con un documento del médico y literato cordobés Bartolomé Sánchez de Feria, (1719-1783), que ejerció como médico en Castro del Río hasta el año 1767, y del que de uno de sus libros copio un trozo muy interesante en otro artículo.



Y lo hasta aquí expuesto motiva una pregunta: ¿Para qué un artículo sobre la Orden del Temple en Castro del Río, si apenas se aportan datos?. Dos son los puntos de respuesta.

 

 

  1. Hacer una resumidísima exposición sobre la Orden del Temple.
  2. Sobre esa exposición, tomándola como referente y buscando coincidencias, ver si logramos descubrir las huellas y construir el puzzle de la historia del Temple en Castro del Río.



Enclaves, Templos y Simbolismo Templarios

 

Pensemos por un momento en que así como el cuerpo físico de los humanos está sometido a diversos biorritmos: circulatorio, respiratorio, digestivo, por la edad, menstrual, hormonal, sexual, (...), que son cambios de energía y que se manifiestan por estímulos o naturalmente, algo similar ocurre en la naturaleza y en el planeta Tierra.


Una comparación entre la edad, la esperanza de vida física de un humano y aquella de la Tierra, se nos antoja abismal, pero no así si la hacemos sobre la manifestación y circulación de la energía.


El ser humano que llamamos “primitivo”, por lo íntimamente relacionado que ha estado con la naturaleza y su saber sobre ella, ha sabido captar la energía y vibraciones de ésta, las llamadas corrientes telúricas y aprovecharlas en su beneficio.


Hay lugares que aportan paz y sosiego y otros que erizan el cabello. La ciencia actual lo explica diciendo que son cargas electromagnéticas o telúricas. Pulsaciones electromagnéticas que recorren el planeta, concentrándose o dispersándose en función del relieve, la conductividad del terreno, la presencia de aguas subterráneas, etc. Son las terminaciones nerviosas de la Tierra y esos son los lugares donde mejor se captan sus energías. Esos “lugares de poder” suelen estar en cuevas y cavernas, o ser fuentes, o macizos pétreos.


Los llamados “hombres primitivos” situaron los dólmenes, círculos de piedra, y otros templos en esos lugares y los consideraron sagrados.


Ningún Enclave Templario se encuentra sobre un lugar aleatoriamente elegido. O fueron levantados sobre las ruinas de otros más antiguos considerados sagrados, o se edificaron sobre nuevos pero especiales, y a veces recreando formas celestes sobre la Tierra, como señala Louis Charpentier en El Misterio de la Catedral de Chartres, libro en el que presenta la figura geométrica que surge al trazar una línea en el mapa de Francia sobre varias ciudades con Catedrales Góticas y que representa la Constelación de Virgo.

Las más importantes Catedrales Góticas de los siglos XII y XIII fueron financiadas por los Templarios, y en todas, las dimensiones, medidas, proporciones y figuras geométricas son Áureas, y este conocimiento, el de la Geometría Áurea o Geometría Sagrada, fue aplicado en las construcciones góticas y en otras, y recogido posteriormente por una parte de la Masonería. En este sentido, afirmar que los Templarios aportaron a través del conocimiento que contienen las catedrales, una imagen reducida de la naturaleza, del mundo y las leyes que lo rigen, no es ningún atrevimiento.


Invito al lector a buscar información sobre la Geometría Áurea o Geometría Sagrada, y en este caso ---que en otros muchos no--- lo que aparece en internet, en los portales que primero suben los buscadores, es abundante, fiable y de fácil comprensión. Ahí también encontrarán bastantes ejemplos de cómo la naturaleza, el Universo, aplica las mismas constantes y leyes: un panal de abejas, una piña de girasol, las espirales de un caracol, el cuadro el Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci, las Catedrales Góticas, (redundando), las Pirámides de Egipto, las sinfonías 5ª y 9ª de Beethoven, el billete de dólar, las medidas estandar de las tarjetas de crédito, el agrupamiento y configuración celular de hojas de plantas, etc.,etc..


Y no solo las medidas, proporciones y figuras geométricas las que están transmitiéndonos conocimiento. Son también las esculturas, pinturas, frescos, murales, mobiliario, símbolos, vidrieras, rosetones, (...) y criptas, que asimismo componen un universo cargado de sabiduría y en muchas casos, difícil de descifrar. En lo enumerado anteriormente como en la Alquimia, cada descubrimiento es personal y se cimenta sobre el anterior, y perderían su sentido si fuesen enseñados y explicados como se explica y enseña en escuelas y universidades.

Todas las catedrales Góticas e iglesias Templarias están orientadas en dirección Oeste-Este, como ya lo fueron los Templos Solares en Egipto. La entrada se hace desde el oeste, (ocaso del sol y llegada de la oscuridad) y según nos vamos adentrando en dirección este, hacia el altar mayor, lo hacemos hacia el orto solar, hacia el nacimiento del día y la llegada de la luz.


En todas las catedrales Góticas e iglesias Templarias, encontraremos en algún lugar de la entrada a San Cristóbal, el guardián del Templo, del lugar Sagrado.


Y podríamos continuar con más y más simbología Templaria, dispuesta para la observación, aprendizaje y elevación del ser humano.