Nuestros Escritores
Escritores
Un Gran Invento
Jesús Ávila
Jesús Caudevilla
Marisa Azuara
Augusto Rocca
Mary-Su Sarlat
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail

 

Christoval ColónCristóbal Colón era medio aragonés y se llamaba Christoval Picolomini de Sena


  • Colón tenía sangre aragonesa y no nació en Génova.
  • Lo asegura la escritora Marisa Azuara en su última obra.
  • El libro se titula 'Christoval Colón, más grande que la leyenda'.

 

La escritora aragonesa Marisa Azuara ha presentado las conclusiones a su investigación sobre la figura del histórico Cristóbal Colón, descubridor del continente americano. Según Azuara, Colón tenía ascendencia aragonesa por parte de madre y nació en una familia noble y humanista afincada en Génova, lugar en el que no nació el descubridor, según la autora.


La autora inicia la trilogía Christoval Colón, el primer rey de América con esta obra, Christoval Colón, más grande que la leyenda. Tal y como relata, el descubridor del nuevo mundo era de familia italiana afincada en Cerdeña, una isla bajo la soberanía de la Corona de Aragón en aquel momento, lo que, según sostiene Azuara, justificaría el que el famoso navegante hablara castellano.

 

Marisa Azuara Nació en 1959, en Alcorisa (Teruel). Diplomada como Técnico de Empresas y Actividades Turísticas por la Escuela Oficial de Turismo de Madrid, buena parte de su vida la ha dedicado al mundo del turismo.

 

En 2004 publicó su primera novela, Matamoros, que próximamente reeditará Amares División Editorial. En 2005 salió a la luz su obra, El signo de Salomón, y en 2006 presentó su novela Justicia.


Christoval Colón más grande que la leyenda es su primer ensayo publicado. Forma parte de la trilogía “Cristóbal Colón, el primer rey de América”, que se completará con la novela histórica Cuando Dios hizo el Edén y con la novela de ficción De Camelot a Avalón. Estas obras tienen como finalidad establecer el origen de Cristóbal Colón y analizar el proceso del Descubrimiento de América y sus consecuencias, desde una nueva e insospechada perspectiva.


La trilogía constituye, además, un ejercicio literario de primera magnitud al hacer públicas las tres fases: investigación, concreción y creación, que se siguen para culminar el proceso de creación literaria.

 

Los misterios: su origen y su lecho de muerte

Este libro ve la luz tras dos años de investigación en archivos, centrados especialmente en los dos grandes misterios que rodean la figura de Cristóbal Colón: su origen y el lugar en el que se encuentra enterrado, dos cuestiones en las que varias universidades españolas llevan investigado varios años.

Su familia estaba acusada de traición a la Corona

La autora asegura que el nombre original de Cristóbal Colón es Christoval Picolomini de Sena, una denominación que cambió dado que su familia estaba acusada de traición a la Corona, y el navegante quería crear un nuevo linaje para poder ostentar así los cargos y obtener las tierras que le habían prometido los Reyes Católicos.

Las pruebas de sus investigaciones

Entre varias pruebas que avalan estas tesis, la escritora apunta a diferentes documentos que muestran la coincidencia entre los nombres de los descendientes de Colón y los ascendientes de la familia de Salvador Picolomini de Sena y de Isabella Alagón (sus padres), afincados en Cerdeña y con una genealogía en la que abundaban los navegantes.

 

Estas tesis planteadas por Azuara serán recogidas en una serie documental del Canal Historia, que se comenzará a grabar en marzo del año que viene en tierras aragonesas e italianas.

El mayor logro de esta obra consiste en confirmar documentalmente las informaciones que los contemporáneos del navegante, incluidos el mismo Colón y su hijo Hernando, dieron sobre el descubridor. Así pues, puede afirmarse que la familia paterna de Colón era italiana, de origen ginovés, y su familia materna aragonesa, descendiente de los condes de Sástago. Se amplía esta reseña en el ensayo y se establece que los antepasados del descubridor se instalaron en Cerdeña, lugar donde nació Don Christoval, en los tiempos en que la isla pertenecía a Génova, antes de la dominación aragonesa; y que nunca perdieron su nacionalidad de origen.

El rey Alfonso V concedió al abuelo paterno del navegante el Almirantazgo de la isla y la condición de generoso (noble de primera categoría) a la que Hernando Colón se refiere en la primera página de la biografía que escribió sobre su padre. La obra demuestra asimismo que, como explica Don Hernando, Colón no cambió el apellido de sus mayores sino que se limitó a limarlo, es decir, lo recortó por delante y por detrás.

Una sola familia cumplía estos requisitos en el siglo XV. Es más, en los hechos que protagonizaron se encuentra la explicación a las condiciones que Don Christoval impuso en Santa Fe para llevar a cabo el Descubrimiento, o para que fuese un funcionario de la Corona de Aragón quien aportase los fondos para su primer viaje. Su apellido: Picolomini de Sena. Su linaje: Colombini del Pavese. Sus títulos: Grandes Almirantes de Cerdeña, Vizcondes de Sanluri y Señores de Laconi