Image

 




Desde que el Homo Sapiens, hace unos 30.000 años, se dio cuenta de su realidad como individuo, empezó a experimentar una inquietud en su interior, que aún persiste en la actualidad; la incógnita del porqué somos la única especie animal capaz de pensar y saber, es decir, de conocer y comprender; también de hablar, de reír y de llorar.


El ser humano siempre ha considerado la sabiduría como un estadio superior y ha mostrado respeto a quiénes han adquirido ese estatus.


A los sabios se les ha rendido una especial devoción, puesto que desde el principio de la actual civilización, se ha creído que esa sabiduría provenía por inspiración divina, desde los sumerios hasta los primeros siglos de la era cristiana. 

 

Por ello, dedicamos el título de ésta página a la obra del más Sabio de todos los sabios:

 

 

 

El Rey Salomón

 

 

 


Los objetivos de El Templo de Salomón son los de abrir una puerta a la unión universal mediante la palabra, puesto que no hay mejor don.

 

El uso de la palabra debe poner de manifiesto la intención del diálogo con respeto, comprensión, la mejor voluntad y la tolerancia. Con esas premisas, el conocimiento entra en nuestras mentes y en nuestro espíritu de manera fácil y enriquecedora.

 

Invitamos a todos los que sientan las mismas inquietudes, en pos del conocimiento, que nos hagan partícipes de sus opiniones a través del foro, las cuales serán publicadas para paliar las ansias de saber de quiénes tanto lo necesitamos.