Gnosticismo
Zoroastro
Mitra y Mitraismo
Dualismo
Mandeismo
Marción
Clemente de Alejandría
Ireneo de Lyon
Mani o Manes
Prisciliano
Samael Aun Weor
Movimiento Gnóstico Universal
Gnosis
El Pentagrama Esotérico
Volver a Inicio
Google


PDF Imprimir E-mail

 

LA DIFUSION DESDE MEXICO

 

Los últimos 15 años de la vida del Maestro Samael Aun Weor es una etapa especialmente prolífica en cuanto a la enseñanza. Batalló incansablemente para lograr formar grupos gnósticos en México y escribió más de 30 libros que fueron colmando las inquietudes espirituales del creciente movimiento.

 

Durantre estos años el Maestro tuvo como secretarios a Rafael Ruíz Ochoa, Antonio Maldonado y Fernando Salazar.

 

En 1963 el Maestro autoriza la celebración del Primer Congreso Gnóstico Latinoamericano en Cartagena Colombia que se extendería durante 6 días a partir del 27 de diciembre de ese año. El Maestro promueve intensamente este congreso y escribe para él, el libro “Técnica de disolución del yo”.

 

Movimiento Gnóstico Cristiano UniversalEn los comienzos de los años 60 recibe una serie de experiencias de contactos con extraterrestres. Como resultado de las mismas publica en 1964 el libro “Las Naves Cósmicas” y también realiza disertaciones a este respecto.Fernando Salazar comenta en su libro “En el corazón del Maestro”uno de estos eventos (ocurrido con posterioridad): “Un día, encontrándome envuelto en las tareas típicas de un secretario, suena el teléfono cerca de la hora del almuerzo. En el otro lado de la línea, uno de los principales periodistas de El Sol de México, amigo del Maestro, le informa que una nave espacial había caído en las inmediaciones del poblado de Tres Cruces, en el límite de los estados de Puebla y Veracruz. La fuente de la noticia era el hermano del propio periodista que, por ser médico, había sido llamado para atender a dos seres extraños, muy altos y delgados, vestidos con túnicas largas, los cuales, a su vez, traían un compañero herido. El periodista preguntaba al Maestro si quería ir hasta el lugar de los hechos...”.

 

En agosto de 1965 se edita “La Transformación Social de la Humanidad» en Bucaramanga, Colombia y también el Mensaje de Navidad “La ciencia de la Música y El abuso Sexual”.

 

En 1966se editan los libros“El Collar del Buda” y“El libro de los muertos” y entre 1967 y 1970 "Los Cuerpos Solares y Sabiduría Gnóstica”, "Curso Esotérico de Magia Rúnica", “Mi regreso al Tibet”,“Educación Fundamental” y “El Parsifal Develado”

 

A partir de los años 70 el Maestro incrementa la difusión realizando numerosas giras por diversas partes de México. Hay conocimiento de sus viajes a Chihuahua, Nogales, Culiacán (en el norte de México), Puerto Vallarta, Hermosillo (Sonora), Cuernavaca (Morelos) etc, etc.Normalmente realizaba estas giras misionales acompañado de su esposa Arnolda Garro, y misioneros y hermanos gnósticos como los citados Fernando Salazar y Antonio Maldonado (su yerno) y Oscar Uzcátegui.

 

Sus giras, a pesar de ser multitudinarias en cuanto a la presencia de público no eran costosas ni exigentes en cuanto a su realización. “El Maestro Samael fue una de las personas más simples y despojadas que conocí en toda mi vida. No usaba reloj, agenda, nada. Hasta su billetera quien la llevaba era su esposa, Dondita –conocida como la Venerable Maestra Litelantes. Cuando viajaba, como mucho, llevaba una lupa, una regla, una máquina de afeitar eléctrica, el Tarot Egipcio, un cuaderno de apuntes, un lapicero y su libro de cabecera : Las Moradas Filosofales, de Fulcanelli (F. S. B.)

 

A pesar del dinero que podría haber recibido producto de sus obras, el Maestro prefirió vivir siempre en forma humilde. No tuvo casa propia y el automóvil en el que realizaba las giras era un modelo usado.

 

En el comienzo de los años 70 se fundan centros gnósticos en muchas ciudades y los instructores y misioneros se multiplican. La realización de estas actividades y el éxito obtenido en ellas generaría un dinamismo contagioso en la difusión que luego se extendería hacia Estados Unidos primero y Canadá después. Paralelamente a la difusión externa, el Maestro continuaba brindando cátedras excepcionales como un alimento para la consciencia de los estudiantes avanzados.

 

A pesar de su fama y de la cantidad de personas interesadas en establecer contacto directo con él, el Maestro no permitía la adoración y el culto a su personalidad y sólo muy excepcionalmente autorizaba una visita personal. A este respecto afirmaba humilde y tajantemente: “Lo único que merece ser reconocido y valorizado es nuestro Señor, el Cristo”.

 

En 1971 se edita “El Misterio del Áureo Florecer” con valiosísimas enseñanzas en torno a la eliminación del ego y la transmutación sexual.

 

Del 27 de diciembre de 1972 hasta el 2 de enero de 1973, se celebra el Congreso Gnóstico Cristiano Ecuménico en San Salvador, El Salvador. En ese año se publica también el libro “Las Tres Montañas” en el que describe los procesos vividos en su existencia desde su niñez, y explica también las etapas que conducen a la autorrealización íntima del Ser, en base a la experiencia personal en esta y en sus pasadas reencarnaciones.

 

En 1973 el Maestro comentaba al misionero Efraín Villegas la labor desarrollada en México y el futuro del movimiento en el mundo“ Yo luché muchísimo aquí en México para formar el Movimiento, durante 18 años de continua jornada aquí en el trabajo permanente de difusión de la enseñanza gnóstica, pero después de luchar incansablemente, hemos logrado formar un grupo de paladines gnósticos. Después de duro trabajo, como ya te dije durante 18 años, he conseguido preparar un grupo de paladines que están dispuestos a hacer un gigantesco Movimiento, que vaya de frontera a frontera y de mar a mar, es decir, desde la frontera con Guatemala hasta la de Estados Unidos y desde el Atlántico hasta el Pacifico. Esto es cuestión de intenso trabajo, incansable lucha. Hoy pues ya tenemos varios grupos organizados y ya tenemos las bases para la gigantesca labor que nos aguarda, ya que el Movimiento Gnóstico en México será, dentro de poco tiempo, un poderoso Movimiento debidamente organizado conforme a la Ley.”