Autor Tema: Las discípulas de Jesús  (Leído 1659 veces)

Desconectado Nuria

  • Administrador
  • ***
  • Mensajes: 558
  • Sexo: Femenino
Las discípulas de Jesús
« : octubre 22, 2014, 05:35:27 »
Para reflexionar y tener muy en cuenta este artículo de Mary-Su, a quien agradezco enormemente que lo comparta con nosotros. Un fuerte abrazo querida.

LAS DISCIPULAS DE JESUS

Prosiguiendo con algunas de las enseñanzas eKabaleb, nos remontaremos a las mujeres que
siguieron al Maestro.


La crónica nos narra que antes de la muerte de Juan el Bautista, Jesús se dedicó sobre todo a la
formación de sus discípulos. Tras los doce primeros, muchos fueron los que acudieron a él para
que les enseñara, entre ellos los enfermos que iba curando y numerosas mujeres que de allí en
más le seguirían.


En la crónica evangélica se habla poco del papel que jugaban las mujeres en el desarrollo de la
obra de Jesús, pero lo cierto es que el Maestro las incorporó a su obra, las admitió al discipulado
y formó también un grupo de doce que operaría autónomamente, formando a su vez otras
seguidoras de Cristo.

Esas mujeres fueron Susana, hija de un rabí de la sinagoga de Nazaret, Juana, esposa de Chuza que
era intendente de Herodes Antipas, Isabel, hija de un rico judío de Tiberíades y de Sedoris, Marta,
la hermana mayor de Andrés y de Pedro, Raquel, cuñada de Judas, Nasanta, hija de Elman que era
un médico sirio, luego Milcha, quien era prima del apóstol Tomás, Ruth, la hija mayor de Mateo
Levi, Celta, hija de un centurión romano, Agemán, una viuda de Damasco, Rebeca, hija de José de
Arimatea y María Magdalena.


Durante su ministerio, las mujeres se juntarían con los hombres formando parte de la cohorte de
seguidores y en los campamentos que Jesús organizaba en diversos lugares, y a los que acudirían
gentes sanas deseosas de aprender, las mujeres desempeñarían funciones de primer orden. Jesús
no marginó jamás a las mujeres de su Enseñanza y ello no dejaba de chocar incluso a los propios
apóstoles imbuidos de las ideas de la antigua religión, la cual no admitía a las mujeres en las
funciones importantes del culto.


Tras la muerte del Maestro, los apóstoles y sus sucesores convertirían el cristianismo en una
religión de varones, a imagen y semejanza del antiguo culto que ve en la mujer el soporte material
de la vida y en el hombre, el enlace con la espiritualidad.

No es que esta apreciación sea falsa, nos dice Kabaleb, pero una cosa es la función específica del
sexo, que debe ser ejercida plenamente por cada uno, y otra distinta es el alma que cada uno
de nosotros va formando a lo largo de una cadena de reencarnaciones, en las cuales unas veces
aparecemos bajo sexo masculino y otras bajo sexo femenino. El alma que cada ser humano lleva
consigo no tiene sexo y por ello en los asuntos del alma no puede haber diferencias entre el
hombre y la mujer.

La exclusión de la mujer de las funciones sacerdotales no es cristiana como no lo son tantas cosas
que la cultura cristiana ha incorporado a la práctica del cristianismo. También en las escuelas
iniciáticas se ha excluido a la mujer, lo cual prueba que no han sabido incorporar a sus enseñanzas
los valores del cristianismo y siguen siendo instituciones de otro tiempo, arcaicas, necesitadas de una reforma en profundidad.




Desconectado Mary-Su

  • Coordinador
  • *****
  • Mensajes: 530
  • Sexo: Femenino
Re:Las discípulas de Jesús
« Respuesta #1 : noviembre 02, 2014, 07:52:49 »
 Hola amiga Nuria,

Un placer de haber podido ingresar nuevamente al foro.
Mucho se ignora pues se lo ha ocultado, el hecho que nos ocupa de las discípulas de Jesús. Los Padres de la Iglesia re fundaron un culto con preponderancia masculina basado más en los poderes temporales que en los espirituales.
Un abrazo, Mary Su
Colaboradora del foro templario de Jesús Ávila

Desconectado Nuria

  • Administrador
  • ***
  • Mensajes: 558
  • Sexo: Femenino
Re:Las discípulas de Jesús
« Respuesta #2 : noviembre 20, 2014, 05:03:32 »
Hola Mary-Su querida,

Me alegro mucho que hayas podido ingresar otra vez aquí. Es un honor tenerte con nosotros y siempre es un placer leerte.

Está claro que se basaron más en los poderes temporales que en los espirituales. De hecho todo predominio está basado en el poder temporal, se deba éste al miedo, a la ignorancia o a lo que sea. Es una clara muestra de falta de consciencia. Se ha perdido el trato de iguales si es que lo ha habido alguna vez, sea como fuere, de igual a igual debería serlo.

Nadie es más, ni es menos que nadie, por mucho que se empecinen en hacérnoslo creer. Lo peor es que les demos crédito.

Un abrazo amiga mía,

Núria